Decorar un baño no es tarea fácil, especialmente si no se trata de un baño muy amplio; sin embargo, si no estás a gusto con la decoración, todo es mejorable, ¡seguro!.

A continuación puedes ver el antes y el después de un baño que ha sido redecorado con mobiliario y elementos de IKEA.

Antes:

antes

Después:

después

El cambio es espectacular… El color en la pared otorga elegancia a la decoración y como mueble para el lavabo se ha utilizado el modelo MOLGER. Además, a pesar de no tratarse de un baño muy grande se ha apostado por incluir dos lavabos, una tendencia que cada vez toma más fuerza en la decoración.

El éxito radical, por un lado en el color elegido para la pared que, como he dicho anteriormente, aporta a la decoración elegancia. Además, ese color griscrea un fuerte contraste con la loza de los lavabos en color blanco y los muebles MOLGER y la persiana le dan un toque de calidez gracias al color madera.
En lo que a elementos decorativos se refiere, se ha apostado por el minimalismo, sólo se han incluido dos espejos con forma de círculo que rompen con la rigidez de las líneas rectas y unas ramas altas en medio de los lavabos

Dejar respuesta