Cambiar el suelo con Ikea es cada vez más sencillo. Estas tiendas ponen a tu disposición miles de soluciones para decorar cada centímetro de tu hogar. En este caso y para este tema puedes adquirir casi todo tipo de pisos, rodapiés, separadores y mucho más ¿Qué te parece?

Cambiar el suelo puede convertirse en toda una odisea. El truco es pensar para qué lo queremos, es decir, qué habitación vas a decorar. No es lo mismo un suelo para terraza, que un suelo para un baño o para el salón. Hay estancias de la casa en las que se acumula más polvo y otras más humedad.

suelo
Fuente: Ikea

Además puede que el espacio a decorar vaya a tener mucho trasiego, como es el caso de un espacio para niños. Los pequeños jugarán, tirarán cosas al suelo, correrán… e incluso pueden pintarlo. De esta manera te puedes hacer una idea de que tu suelo deberá ser de fácil limpiado y además resistente. También es una buena idea que no sea un suelo frío, para que no se pongan malitos los niños. De lo contrario, una buena solución es añadir una alfombra.

Cambiar el suelo es más fácil si tienes en cuenta dónde lo vas a poner, el trasiego que tendrá y si va en interior o en exterior. Por ello si te pasas por tu tienda Ikea más cercana, te gustará comprobar que tienen casi de todo. Como es lógico la mayoría de los suelos que verás en Ikea, son de madera laminada. Recuerda que el estilo nórdico va implícito. Además son más fáciles de poner y en Ikea los encontrarás a un precio bastante económico.

suelo
Fuente: Ikea

Los suelos laminados son facilísimos de colocar, tan solo has de escuchar un clic. Puedes hacerlo tu mismo y colocarlos sobre el suelo que ya tienes, sin necesidad de quitarlo o añadir algún tipo de pegamento. Escoge los colores y estilos que más te gusten.

¿Quieres ver suelos económicos? ¿Te gustan los suelos de madera?

Dejar respuesta