Motivos para cambiar la bañera por un plato de ducha

Sustituir la bañera por un plato de ducha tiene múltiples ventajas y no significa renunciar al placer y al confort. Actualmente ya no se mira solo la funcionalidad, sino que también se valora otros factores como la estética y comodidad. Si estás pensando en cambiar la bañera por una ducha a continuación te mostramos cuestiones prácticas que deberás tener en cuenta.

¿Bañera o plato de ducha?

motivos para cambiar la banera por un plato de ducha 1

Entre el debate de que es mejor la bañera o el plato de ducha, hay que decir que las opciones son aptas. Mientras que la ducha es más partica y rápida, perfecta para comenzar el día. La bañera necesita más dedicación y tiempo, ideal para darse un baño relajante por la noche. La decisión dependerá de las prioridades de cada persona, de las dimensiones del baño y de la accesibilidad.

Motivos para cambiar la bañera por una ducha

motivos para cambiar la banera por un plato de ducha 2

Sustituir la bañera por un plato de ducha tiene que ver con los siguientes factores.

Uno de los motivos para sustituir la bañera por una ducha es la seguridad. Las bañeras tienen un acceso más complicado. Por lo tanto la ducha será más recomendable para los hogares con niños, personas mayores y con problemas de movilidad. Se evitarán los resbalones en la bañera, ya que los platos de duchas son antideslizantes y accesibles sin tener miedo a las caídas y resbalones.

Otra ventaja es el ahorro de agua y energía. La bañera necesita más consumo de agua. Entre 150 o 250 litros mientras que una ducha dependerá del tiempo pero una media de 50 a 100 litros de consumo de agua. Por lo tanto será un ahorro de energía (eléctrico o gas) y de agua que se notara en la factura. Una decisión que repercutirá de manera positiva en el medio ambiente.

Un factor a tener en cuenta es el espacio. Al sustituir la bañera por una ducha se ganará más espacio en el baño y se conseguirá una estética más actual y moderna. Los platos al ras del suelo proporcionan sensación de amplitud.

La limpieza es otro factor importante, ya que en un plato de ducha se accede más fácilmente y la limpieza se realiza más cómoda y en menos tiempo.

Puede relajarte tanto en la ducha como en la bañera. Puedes optar por columnas o rociadores con diferentes tipos de chorros de agua que proporcionan relajación y placer. Cabinas de hidromasaje, duchas tipo lluvia que cae desde el techo, duchas escocesas… Existen muchas posibilidades para eliminar el estrés diario con una ducha.

Requisitos y complementos para instalar un plato de ducha

motivos para cambiar la banera por un plato de ducha 3

Un requisito fundamental para instalar en el baño un plato de ducha es que se pueda construir un ligera pendiente (6-7 cm) para que el agua no se estanque.

Es importante que el suelo esté nivelado y sea compacto para que el plato de ducha quede bien apoyado y no haya problemas de roturas por golpes. Es necesario impermeabilizar bien para evitar fugas y humedades. Subir las tomas de grifería para que estén de 90 a 100 cm respecto al plato.

La elección del plato de ducha es un factor muy importante. Lo más recomendable es escoger un modelo extraplano, antideslizante y antibacteriano. Puedes elegir entre piedra natural, sintético que apenas espesor (2 o 3 cm.) y de carga mineral, También puedes optar por platos acrílicos con una amplia gama de colores y una superficie sin juntas. Sin embargo son más delicados y se rayan con facilidad.

Sera necesario la instalación de una mampara para no salpicar el suelo del baño. Las mamparas transparentes y correderas son las más recomendables porque son más funcionales y pasan desapercibidas. Escoge un modelo con perfilaría de aluminio, cristal templado y antical que favorecerá la limpieza.

Otra decisión que deberás tomar será desagüe de pared o de suelo. El primero consta de una ranura con un embellecedor cromado situado en la unión de la pared y el plato. La segunda opción situar el desagüe en mitad del plato rodeado de una ligera pendiente un una buen opción para que el agua no se atasque.

Cómo solucionar el tema de los azulejos en la ducha

motivos para cambiar la banera por un plato de ducha 5

Una de las preocupación a la hora de sustituir la bañera por un plato de ducha es que hacer con la pared que se queda sin baldosas. Puedes elegir baldosas parecidas al resto del baño o buscar el contraste cuando no es posible encontrar un modelo parecido. Puede poner el nuevo revestimiento solo en la parte inferior (lo que ocupaba la bañera) o crear un zócalo alto que decore la zona de la ducha.

Es el momento de plantearte hacer solo ese cambio o reformar todo el baño. Pide presupuestos porque en la reforma total habrá gastos que se abaraten. Pide presupuestos cerrados y detallados (retirada de azulejos y bañera, instalación de plato con el nivelado e impermeabilización necesario, desagüe, modificación tomas grifería, grifería nueva, mampara…) También se debe detallar la fecha de inicio y de finalización de obra.

Un cambio de bañera por ducha se puede realizar en menos de 24 horas y su precio puede estar alrededor de 1200 euros. Una reforma total del baño con una superficie aproximada de 3 m2 necesitará 6 días y puede costar aproximadamente 5.900 euros.

Ir arriba