Cómo cultivar albahaca en casa

La albahaca es una planta aromática muy valorada en la gastronomía para condimentar los alimentos, además por sus grandes beneficios para la salud. No es solo una planta sencilla de cultivar, además que es muy decorativa. A continuación te mostramos cómo cultivar albahaca en casa.

Propiedades de la albahaca

como cultivar albahaca en casa 2

La albahaca es una planta aromática es nativa de las regiones tropicales de África Central y del sudeste asiático, aunque se cultiva en muchas partes del mundo. Pertenece a la familia de las lamiáceas junto con la lavanda, tomillo y salvia.

Tiene hojas verdes ovaladas y dentadas y se caracterizan por desprender un agradable aroma cuando se cortan o se frotan. Puede llegar alcanzar entre 30 y 130 cm de altura dependiente de la variedad.

Cuenta con grandes propiedades para la salud, es antinflamatoria, digestiva, antibacteriana y antioxidante. Tiene vitaminadas A, C, y minerales como el hierro, calcio y el magnesio. Se puede consumir fresca, en infusiones, aceites esenciales, ungüentos o cápsulas.

Es una planta muy popular en la cocina mediterránea e italiana. Su sabor fresco y ligeramente picante combina muy bien con el aceite de oliva, tomate, queso, limón, etc.

Planta anti mosquitos, colocarla en las ventanas de la casa es una magnífica idea para repelerlos en los meses de verano

Para cultivar la albahaca en casa es necesario que cuente con suficiente luz y humedad. Se puede sembrar en maceta o en el jardín en primavera y verano. Para favorecer el crecimiento de las hojas se recomienda podar las flores y cosecharlas antes que se marchiten.

Tipos de albahaca

como cultivar albahaca en casa 3

La albahaca es una planta muy apreciada para la cocina y en la medicina natural. Existen distintos tipos y cada una tiene sus propias características y usos.

Albahaca verde o común. Es la más conocida y cultivada, es originaria del sur de Asia. Sus hojas verdes son ovaladas y dentadas y tienen una aroma fresco y dulce. Se utiliza para ensaladas, salsa, sopas, infusiones y aceites. Cuenta con propiedades para problemas digestivos, es antinflamatoria, antibacteriana y antioxidante

Albahaca morada. Es una variante de la albahaca verde y sus hojas son de color púrpura oscuro. Su sabor es más intensa y picante y su olor es similar al clavo. Tiene propiedades similares al verde pero también es antidepresiva y estimulante.

Albahaca sagrada o tailandesa. Es una especie distinta a la albahaca común, procede del sudeste asiático y de la India. Sus hojas son verde o moradas, pequeñas y puntiagudas. Con una aroma fuerte y picante. Se utiliza mucho en la cocina india, vietnamita, tailandesa. Tiene propiedades adaptógenas que significa que ayuda al organismo a combatir el estrés y mejorar la inmunidad. Además es antiséptica, antiespasmódica y expectorante.

Albahaca genovesa. Esta variedad tiene las hojas grandes y curvadas y un aroma dulce e intenso. Se utiliza para hace la pesto genovés una salsa a base de piñones, queso parmesano, aceite de oliva y albahaca. Es afrodisíaca y antianémica.

Albahaca limón. Es originaria de África tropical y tiene hojas verdes estrechas y alargadas. Su aroma cítrico es muy agradable. Se utiliza para ensaladas, salsas, infusiones y tiene propiedades digestivas relajantes y antipiréticas.

Cómo cultivar albahaca en casa

como cultivar albahaca en casa 4

A la hora de cultivar la albahaca en casa hay que tener en cuenta algunos factores.
Escoge una ubicación con buena iluminación, ya que necesita al menos 6 horas de sol al día. Hay que evitar las corrientes de aires y las heladas para no dañar a la planta.

Preparar el sustrato será el siguiente pasó. Puedes añadir a un maceta con orificios para el drenaje tierra apropiada para macetas. También puede hacer el sustrato mezclando dos partes de tierra de jardín, un parte de arena y otra de compost o humus de lombriz.

A continuación puedes sembrar las semillas de albahaca. Es aconsejable hacerlo en los meses de primavera o verano cuando las temperaturas son cálidas. Puedes utilizar semillas compradas en una tienda especializada, en un vivero o utilizar las que se encuentras en las flores secas de la plantas. Intorduce4 las semillas en el sustrato y cúbrelas ligeramente con la tierra, después riega con cuidad para que las semillas no se desplacen.

El riego debe ser constante pero moderado, se debe evitar que el sustrato se seque pero también hay que evitar el encharcamiento. Riega la planta cada 2 o 3 días en verano y cada 5 o 6 días en invierno, dependiendo de la humedad y el clima.

Poda las puntas de los tallos cuando alcance 15 cm de altura para favorecer el crecimiento de la planta y su ramificación. De esta manera se estimula la producción de hojas y se evita que la planta florezca demasiado pronto. Hay que quitar las hojas amarillas o marchillas.

Se puede recoger la cosecha de la albahaca durante todo el año siempre que la planta tenga suficiente hojas. Corta las más grandes y deja las más pequeñas para que puedan seguir creciendo.

Cultivar albahaca en casa es sencillo solo se necesita sol y agua para poder disfrutar de esta hierba fresca y natural para condimentar tus recetas. Además de contar con sus increíbles propiedades para la medicina natural.

Scroll al inicio