Si quieres dar un toque diferente y original a alguna estancia de tu casa, decante por el papel pintado. Es una excelente alternativa para renovar las paredes y el mobiliario. A continuación, te mostramos cómo empapelar una pared paso a paso y darle personalidad a un espacio abierto.

¿Por qué elegir el papel pintado?

Cómo empapelar una pared - estampado floral
Fuente: sainthonore

Los papeles pintados han vuelto con mucha fuerza y están de plena actualidad. Algunas razones que podemos darte para apostar por él son:

  • Es una solución decorativa versátil y sencilla para cambiar la imagen de las estancias.
  • Es un buen recurso para disimular defectos e imperfecciones en las paredes que la pintura no puede disimular.
  • Alternativa económica y atractiva.
  • En los pasillos pequeños y con poca luz natural, colocar un papel pintado en tonos claros, conseguirá darle una mayor luminosidad y un efecto de mayor amplitud visual.
  • Es un material muy duradero.
  • Elige un papel con un diseño original y conseguirás crear un rincón o una zona con personalidad en tu casa.

También te puede interesar: ¿Qué papel decorado utilizar en una pared de estilo nórdico?

Tipos de papel pintado

Cómo empapelar una pared en el salón
Fuente: alldecor

¿Quieres empapelar una pared de tu dormitorio o salón y no sabes qué tipo de papel pintado elegir? Hoy en día puedes encontrar múltiples variedades, no solo en el diseño sino también en el material del que están fabricados.

  • Papel con base textil. Ha sido muy utilizado pero está siendo desbancado por otros más actuales y novedosos debido a que su limpieza es complicada y su colocación no es sencilla por el tipo de cola que hay que emplear.
  • Papel vinílico. Está compuesto por una base de vinilo que lo aísla de la humedad y permite una limpieza fácil y sencilla (trapo húmedo). Se adhiere con una cola celulósica con la que previamente tienes que humedecer la pared y el papel. Este tipo de papel es apropiado para zonas húmedas como cocinas y baños, y para los dormitorios infantiles.
  • Papel pintado vinilizado. Está cubierto por una capa de barniz. También hay que impregnar el papel y la pared con cola celulósica. No está recomendado para lugares húmedos.
  • Papel autoadhesivo. No necesita una cola especial para pegarlo a la pared.
  • Papel texturizado o con relieve. Existen en el mercado una gran variedad de diseños y texturas. Es perfecto para disimular defectos de la pared.

Papel pintado para cocinas y baños

Cómo empapelar una pared - cocina
Fuente: alvhem

Es un recurso fantástico para renovar las paredes o el mobiliario de estas estancias de la casa sin tener hacer obra. Aportarán al ambiente un aire de frescura. En el mercado puedes encontrar infinidad de diseños y temáticas.

No es necesario que empapeles todas las paredes de la cocina o el baño, con una sola o en alguna zona que quieras destacar especialmente es más que suficiente. Se utilizan papeles pintados vinílicos por su fácil limpieza y resistencia. ¡Conseguirás darle un toque diferente a estos imprescindibles espacios de tu hogar!

Cómo empapelar una pared - baño
Fuente: piatypokoj

Antes era muy poco habitual colocar papel pintado sobre los azulejos de los baños y las cocinas. En la actualidad, existen una gran variedad de modelos de papel pintado plásticos y autoadhesivos, que resisten perfectamente la humedad y las altas temperaturas.

Cómo colocar papel pintado sobre los azulejos

Cómo empapelar una pared de la cocina
Fuente: minha casa

Un inconveniente de este material, es que cualquier imperfección que exista en la pared quedará visible. No es lo mismo empapelar una pared enlucida que una alicatada. Esta última no es porosa por lo que la cola no se podrá pegar.

Otro punto que tienes que tener en cuenta a la hora de ver cómo empapelar una pared son las juntas. Tendrás que poner masilla especial en ellas y escoger un tipo de papel pintado más grueso. Para poder pegar el papel a la pared alicatada necesitas una masilla apropiada para ello. Tiene que adherirse con facilidad y que sirva de soporte (superficie porosa) para cuando vayas a colocar el papel pintado.

Aplica dos capas con una llana, la primera tiene que ser muy fina y déjala secar; líjala para que la superficie quede plana, y después, aplica la segunda capa. El resultado tiene que ser parecido a una pared enlucida. A partir de aquí, ya no habrá ningún problema y podrás pegar el papel y el resultado quedará perfecto.

También te puede interesar: 15 ideas para decorar con papel pintado tus paredes

¿Cómo preparar la pared para empapelarla?

Cómo empapelar una pared - dormitorios infantiles
Fuente: archdesign

Para que el resultado sea óptimo, hay que preparar previamente la pared que vas a empapelar y así evitar problemas en la adhesión del papel, en el secado y en el transcurso del tiempo (envejecimiento). Toma nota de estos consejos:

  • Si la pared ha sido empapelada con anterioridad, hay que eliminar completamente el papel existente y el adhesivo. Será más sencillo si te ayudas de una esponja con agua caliente y una espátula. Otro truco muy sencillo es utilizar el calor de una plancha.
  • Una vez completado la anterior fase, es el momento de mirar detalladamente posibles imperfecciones como arañazos, golpes grietas, agujeros. En estos últimos, aplica una pasta de relleno.
  • Utiliza una lija fina para lijar la pared y conseguir un acabado suave y liso.
  • Se recomienda dar una mano de fijador de base de latex, evitará que la pared absorba demasiado el adhesivo y con el tiempo pueda desprenderse. Hay que dejar secar como mínimo un día.

Cómo empapelar una pared paso a paso

Cómo empapelar una pared en el comedor
Fuente: finrum

Para dotar a una estancia de un nuevo aire, una de las opciones que tienes es empapelarla. A continuación te explicamos cómo empapelar una pared paso a paso:

  • Primero tienes que medir bien la superficies dónde vas a colocarlo. Hay que dejar unos centímetros en la parte superior e inferior del papel.
  • Después tendrás que aplicar la cola del centro hacia las esquinas.
  • Comienza pegando la parte superior y en una esquina de la pared. Una vez pegado un trozo con un cepillo lo vas fijando bien y alisando a la vez.
  • Si vas a poner en paralelo otro trozo de papel, fíjate bien que el dibujo case perfectamente y las juntas queden bien. (Utiliza un rodillo para que las juntas se adhieran mejor).
  • Por último, cortar el papel sobrante con una cuchilla o cutter.

¿Qué te han parecido estos consejos de cómo empapelar una pared? Espero que hayan servido de ayuda y te hayan despejado cualquier duda que tuvieras sobres este práctico y económico recurso.

Dejar respuesta