A la hora de decorar un baño, todo el mundo busca que sea lo más práctico y cómodo posible. En este sentido, saber elegir bien una buena mampara es esencial para lograr este objetivo. Ahora bien, ¿cuál de todos los modelos que hay en el mercado elegir? Elegir una mampara correcta no es fácil frente a tanta oferta. Para ello hay que tener en cuenta la distribución de la estancia, la forma de la ducha y el espacio. E incluso se puede dar el caso de que ningún modelo se adapte a nuestras necesidades. En este caso, la solución la tenemos fácil gracias a las mamparas a medida en solomamparas.es. En el caso de que estéis buscando una mampara para vuestro baño, compartimos con vosotros algunos consejos que os pueden ayudar a elegir la correcta.

El tamaño del baño

Lo primero que nos deberíamos fijar es en el tamaño de nuestro baño, ya que la elección no será la misma dependiendo de si es grande o pequeño. En el caso de tratarse de un baño amplio, prácticamente podremos elegir entre todas las opciones disponibles, pero esto no ocurre así cuando se trata de un espacio más reducido. En este caso, lo mejor es apostar por puertas correderas o bien por una mampara fija sin puertas. En este último caso, deberíamos fijarnos donde salpica el agua para que esta no salga de la bañera o de la ducha.

¿Quién la va a usar?

También es importante saber el tipo de personas que utilizarán la bañera o el plato de ducha. En el caso de los niños, las más adecuadas son aquellas que se abren de la mitad hacia arriba, ya que permiten llegar desde fuera a los grifos y evitan salpicaduras al exterior. Si por el contrario se trata de personas de movilidad reducida, se debería elegir una mampara más resistente y con puntos de apoyo.

Tipos de puertas

Aquí nos encontramos dos grandes grupos de puertas. Por un lado están las correderas, que son perfectas para espacios pequeños ya que no ocupan casi sitio. Además son las más herméticas, por lo que son muy recomendables para los platos de ducha.

Por otro lado están las puertas batientes, que se pueden abrir tanto hacia afuera como hacia dentro. Una de sus principales ventajas, es que dejan un amplio espacio de entrada a la ducha.

La perfilería

El acero inoxidable era el material más utilizado hasta hace unos años, aunque poco a poco el aluminio ha ido ganando peso gracias a su resistencia y adaptabilidad. También está la opción de elegir elementos cromados, pero en estos casos es importante que estén tratados para resistir la humedad y que no se pongan feos.

El material de la mampara de ducha

También está el tema de utilizar cristal o material acrílico para las mamparas. Elegir entre uno y otro dependerá de nosotros, ya que ambos tienen sus ventajas y desventajas.

El cristal es el material más utilizado. Aquí es importante fijarse en el grosor para conseguir una mayor estabilidad. Lo más habitual es que tenga entre 4 y 8 mm. También es importante si es templado o de seguridad para evitar posibles accidente en caso de rotura.

Por otro lado, el acrílico es un material más económico pero que ha ido perdiendo peso en el mercado debido a que las mamparas de cristal ofrecen mayor calidad y estética.

Además de los consejos que os hemos dado, ¿qué otras cosas pensáis que es necesario tener en cuenta a la hora de adquirir una mampara? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here