Dentro de los distintos estilos de decoración que nos podemos encontrar, el nórdico es uno de los preferidos por las familias. Es habitual utilizarlo en salones y dormitorios, pero no así en los baños. Esta parte de la casa es la gran olvidada dentro de este estilo de decoración, aunque el resultado final que se puede conseguir es igual de sorprendente que en el resto de la vivienda. Lo más importante a la hora de utilizar este estilo de decoración, es saber elegir los materiales adecuados. Internet puede ser nuestro gran aliado para ello gracias a tiendas como materialesdefábrica.com donde podemos encontrar todo lo que necesitamos.

En el caso de que estés pensando en reformar tu baño, quizás te puedan interesar conocer algunos consejos para dotar a tu baño de ese estilo nórdico que tanto te gusta. Sigue leyendo y descubre los consejos que os traemos a continuación.

Iluminación

Uno de los aspectos más importantes dentro del estilo nórdico tiene que ver con la iluminación. Los países nórdicos destacan por tener meses fríos, largos y oscuros, lo que hace que tengan la necesidad de utilizar mucha luz en sus hogares. Intenta aprovechar al máximo la luz natural, pero si esto no es posible, dota a esa parte de la casa con mucha luz blanca. En este caso será importante encontrar el estilo de lámpara o foco que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Materiales naturales

Otra de las recomendaciones es mezclar y combinar materiales naturales. Este tipo de elementos se encargan de aportar serenidad y calma a cualquier tipo de espacio, que es precisamente lo que buscamos con el estilo nórdico. Apuesta por el uso de plantas naturales de interior para colocarlas en tu baño, siempre que dispongas de espacio suficiente para ello. Los muebles, siempre de madera y de colores claros.

Simplifica la decoración

A la hora de decorar el baño, si queremos disfrutar de un estilo nórdico, es necesario tener en la cabeza la frase de que «menos es más«. La sencillez en revestimientos tanto en suelos como en paredes, así como en los elementos decorativos será clave para un estilo nórdico en tu cuarto de baño. Lo que debemos buscar es no sobrecargar el espacio, creando una zona despejada y donde todo esté siempre ordenado. Aportar por las líneas rectas puede sernos de gran ayuda.

Uso de tonalidades claras

Los colores claros son los auténticos protagonistas dentro del estilo nórdico. A la hora de hacer una reforma del baño, tener esto presente a la hora de elegir el suelo o los azulejos. Esta gama de colores se encarga de aportar brillo y armonía a la decoración. Para romper con la monotonía, siempre puedes utilizar pequeños toques de color como puede ser el negro o el azul.

Entorno cálido

Otra de las premisas de la decoración nórdica es crear estancias que sean lo más cálidas posibles. Para conseguir esto en el baño, la madera no puede faltar, sobre todo en lo que a mobiliario se refiere. Dentro de las distintas maderas, las claras y poco porosas, como son el roble o el pino, ofrecen ese toque acogedor que hace que el baño no sea un lugar desangelado.

Además de los consejos que os hemos mostrado a lo largo del artículo, ¿qué otras cosas pensáis que son importantes a tener en cuenta a la hora de utilizar una decoración nórdica dentro del baño? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here