La ausencia de utilización de productos químicos, la fusión con el entorno y su originalidad son algunas de las ventajas de las piscinas naturales. A continuación te mostramos porque cada día son más demandadas.

¿Qué son las piscinas naturales?

Fuente: pinterest

Los lagos, pozas y ríos han sido desde tiempos inmemoriales la mejor opción para refrescarse en los meses estivales. Actualmente se puede recuperar es agradable sensación de zambullirse en un entorno natural gracias a las piscinas naturales.

Las piscinas naturales se caracterizan por utilizar un sistema de depuración natural (plantas) en vez de productos químicos (color, sal). Se reproduce un ecosistema vivo que se autorregula solo.


Fuente: pinterest

Las plantas ayudan a oxigenar y eliminar microorganismos no deseables. No es un medio estéril, ya que las bacterias se encuentran en un equilibrio ecológico.

La zona de depuración de las piscinas naturales es formada por sustratos de filtración como arena, grava, piedra volcánica y plantas

Las primeras piscinas naturales se construyeron a principios del año 1980 en Austria. La primera piscina natural la construyó Di Werner Gamerith en su jardín particular. Una de las primeras empresas que utilizaron este tipo de piscina es la firma alemana BioNOva.

Fuente: pinterest

Con el tiempo se extendieron por toda Europa. En el año 2010 se registraron 20.000 piscinas en Europa y un centenar son de uso público.  En Alemania constituyen el 60% de las piscinas públicas.

Características de las piscinas naturales

Fuente: pinterest

Cada día son más las personas que están interesadas en contar con una piscina natural en su jardín. Entre las características de las piscinas naturales destacan:

  • Integración de la piscina con su entorno.
  • Utilización de un sistema de depuración natural.
  • Ausencia de elementos químicos.
  • Generación de un ecosistema propio.
  • Se puede personalizar las piscinas naturales según tus necesidades y gustos. Admite todos los diseños y tamaños.

Cómo funcionan las piscinas naturales

Fuente: pinterest.

El funcionamiento de una piscina natural se basa en un sistema de de depuración con plantas o fitodepuración. Las plantas con su aporte de oxígeno favorecen la proliferación de microrganismos que descomponen los restos orgánicos que entran en contacto con el agua como hojas, polen, escamas de pie, etc., que a su vez sirven de nutrientes para las plantas.


Fuente: aulaverde.

Las piscinas naturales constan de dos partes, una dedicada exclusivamente para el baño y otra zona depurativa ocupada por plantas y grava que abarca cerca de un 15% de la superficie total. Ambas zonas pueden compartir un único vaso o ubicarse en zonas independientes. En los dos casos el agua circula por un sistema de recirculación gracias a una bomba hidráulica

Actualmente cualquier piscina se puede naturalizar. Si no se dispone de espacio suficiente para una zona de depuración se puede integrar en el vaso existente reduciendo la zona de baño.

Fuente: pinterest

En cuanto al precio de las piscinas naturales es similar a las convencionales, pero el gasto de energía y mantenimiento es inferior. Además también hay que tener en cuenta que se construye un increíble jardín acuático.

Ventajas de las piscinas naturales

Fuente: pinterest

En las piscinas naturales el agua se mantiene limpia, cristalina y saludable únicamente por procesos naturales. Los mismos que la naturaleza utiliza para ríos y lagos.

Este tipo de piscinas que forman un conjunto vivo que va cambiando con las estaciones del año como la naturaleza.

Bañarse en un agua natural mejora la calidad de la piel. Tiene efectos beneficios para el pelo y las uñas.

El ahorro de agua es una de las principales ventajas de una piscina natural. No necesitan ser vaciadas cada año evitando de esta manera el tirar miles de litros agua. Al no tener productos químicos se puede utilizar para el riego y otros usos.

Fuente: gartenart

Necesitan menos mantenimiento (2 limpiezas de fondo al año) que las piscinas convencionales.

Las plantas depuran el agua y por tanto no hace falta gastar en productos de depuración. No existe riesgo de alergias y problemas con el cloro y otros agentes químicos.

Las piscinas naturales se integran totalmente en el entorno que las rodea, creando verdadero vergeles. Sus formas son más libres adaptándose al terreno.

También son tendencia las piscinas de arena que se adaptan a cualquier terreno, con diseños y profundidad libres, ideadas para personalizarlas según tus gusto y necesidades.

Inconvenientes de las piscinas naturales

Fuente: pinterest

En las piscinas depuradas químicamente se pueden bañar todas las personas que quieran, mientras que en un piscina natura no. Hay que calcular cuantas personas se van a bañar normalmente, ya que las plantas pueden no dar a basta con la depuración del agua.

El espacio que necesitan las piscinas naturales es mayor que en las convencionales, ya que las naturales cuentan con dos zonas: la de baño y la zona depurativa. Se requiere una superficie mínima de 25 metros cuadrados y una profundidad media de 2,2 metros para que funciones correctamente el sistema de depuración.

Fuente: hidroingenia

Si no invitas a muchas personas y cuentas con espacio suficiente, apuesta por este tipo de piscinas que sonmás hermosas y forman auténticos vergeles.

¿Qué te han parecido las piscinas naturales? ¿Te anima a incorporar una piscina natural en tu jardín?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here