Buenos días amigos, hoy les dejo con este fantástico dormitorio juvenil decorado en tonalidades rosáceas, fucsias, rojos y morados.

Todos juntos, pero no revueltos.. se han aplacado con el bonito color blanco. Si no lo he dicho alguna vez, lo comento ahora!

El color blanco es perfecto para añadirlos a espacios que, probablemente, por el color tan vibrante o fuerte que hemos elegido, corre el riesgo de que el resultado final sea demasiado empalagoso.

dormitorio

Otros colores, como el negro también complementan muy bien. En esta ocasión vemos un dormitorio juvenil.

donde el protagonismo se encuentra en las paredes, alfombra y la ropa de cama. Las paredes están pintadas en este bonito color.

Para no correr el riesgo de saturar el ambiente, los muebles son todos blancos, incluida la cama.

La ropa de cama es a rayas, así parece de mayor dimensiones la misma y dispone de unos cojines muy cómodos que puedes encontrar en Ikea.. al igual que el resto de muebles y textiles.

El espejo es precioso, su forma parece antigua y es de color negro.. perfecto para llamar la atención en la pared tan fucsia.

Las cortinas, de encajes en color blanca, hace que la luz pase a través de la misma.. así la estancia permanece iluminada durante las horas de día.

Un bonito espejo a un lado y para completar un pequeño puf con algunos cojines.. ideal para sentarse a leer.

Justo en la pared verás una pequeña biblioteca donde en la zona de arriba han puesto unas cuantas flores.

Además tiene una pequeña silla en blanco, giratoria y muy práctica. Esta silla está junto al lado de la mesita auxiliar.

La alfombra roja es espectacular y la lámpara igual, puedes conseguirlas también en tu tienda ikea más cercana.

Por último todo queda enmarcado por diferentes puntos de luz. Espero que os guste el conjunto.

Foto: apartmenttherapy

Dejar respuesta