Dentro del estilo nórdico verás muchos pisos que no tienen cortinas. Es así, simplemente un hogar sin cortinas. Si te preguntas por qué, sinceramente es porque en este tipo de estilo la iluminación es muy importante. No lo es tanto el tener la intimidad que proporciona una cortina, como que la luz invada el lugar y las estancias.

Esto es ideal para lugares pequeños, ya que hará que estos espacios parezcan mayores. Sí, la luz es así. Al invadir un lugar, éste parece mayor, más espacioso y alegre. De aquí a que el color base de la decoración nórdica sea el blanco. Este color hace que la luz rebote por toda la estancia pareciendo, por consiguiente, aún más espaciosa. Esto también se alimenta de complementos hechos en cristal, donde la luz los traspasa y da un toque estupendo para que la habitación se vea más limpia de elementos visuales.

ventanales
Fuente: seier+seier

La decoración de estilo nórdico es especialista en no añadir ningún tipo de cortinas o persianas, en la vivienda. Aunque hay excepciones, como en todo. Pero las ventanas y ventanales grandes suelen aprovecharse, tal cual están. Además en zonas como Dinarmarca, por ejemplo, ya es de día a las 3 de la madrugada. En España o en Málaga, donde vive una servidora pensar en que a las tres de la mañana ya es de día… es algo complicado. Pero en zonas como Dinamarca es así. Hay que acostumbrarse, pero una vez que lo haces adorarás la luz de la mañana y cómo ésta invade tu hogar.

Particularmente estoy acostumbrada a las persianas, aunque es cierto que en el salón no tengo cortinas. No especialmente porque quiera tener una decoración nórdica, sino porque aún no las he puesto. Aunque sabiendo esto, quizás sea mejor que aproveche los grandes ventanales que tengo para invitar a que pase la luz. Digamos que uno de los lemas de la decoración nórdica sería “fuera oscuridad, bienvenida la luz natural”

¿Qué te parece el estilo nórdico? ¿Adoras las persianas? ¿Qué opinas de este estilo de decoración?

Dejar respuesta