En decoración, el ingenio, la imaginación y la creatividad son muy importantes. Y lo cierto es que cuando se cuenta con una gran imaginación, con muy poco se puede conseguir sorprendentes resultados a nivel decorativo.

Un buen ejemplo de lo que decimos es la repisa que hoy te queremos mostrar. Se trata de una repisa personalizada. Es una repisa hecha con artículos de IKEA, pero no se trata precisamente de repisas, sino de taburetes. La repisa está realizada con taburetes modelo FROSTA de la firma sueca.

Esta es la repisa-árbol de la que hablamos:

repisa

¿No te parece realmente original?

Bien, pues para lograr esta repisa sólo se han necesitado algunos taburetes modelo FROSTA de IKEA.
Lo que hay que hacer para lograrlo es desarmar el taburete. Las patas del mismo simularán las ramas de esta original repisa-árbol. Y la base, sólo hay que cortarlas por la mitad para adaptarlas a la pared.

El resultado, a la vista está, es muy original. Una repisa así, no pasará desapercibida.

Y por otro lado, es una muy buena opción si lo que buscas es una repisa decorativa y económica.

Dejar respuesta