Encontrar nuevos usos a objetos que parecen destinados a cumplir una única función, puede dar mucho juego a la hora de decorar.A continuación puedes ver el ejemplo perfecto de lo que digo:

lámpara
Imagen: facilísimo

Una bonita lámpara, ¿verdad?
Bien, pues lo cierto es que en teoría su destino es la cocina y su función no tiene nada que ver con estar colgado del techo porque se trata de un escurridor de cubiertos.

escurridor

Es, concretamente, el modelo ORDINING y lo puedes encontrar en IKEA por sólo 3,99€.

Una lámpara por menos de 4 euros no está nada mal.Además, ahora que llega el buen tiempo, si tienes una terraza, un balcón o un jardín, esta lámpara puede ser perfecta ya que, gracias a sus agujeros ofrece una luz muy especial.

¿Te animal a convertir un escurridor en una lámpara?

Dejar respuesta