Yo soy de las personas que nunca quieren tirar a la basura nada viejo o que no se le da utilidad, ya que pienso que alguna vez, ya sea en un futuro próximo o lejano, todas las cosas pueden llegar a tener una nueva vida, parecida o totalmente diferente a la que tuvieron por primera vez. Por eso, siempre tengo en mi desván grandes cantidades de objetos y elementos que considero son especiales, y no inservibles como mucha gente pensaría.

Lo que más rabia me da es cuando la gente tira muebles u objetos de gran valor para bebés o niños, ya que se han gastado gran cantidad de dinero en comprarlos, para que luego hayan tenido una vida tan cortita. La mayoría de esas cosas suelen estar semi nuevas, y se podrían utilizar otra vez para un niño pequeño. Sin embargo, a la gente le gusta comprar cosas nuevas sin pensar que podríamos transformar otras cosas en lo que  necesitamos.

Es el caso de esta cuna de IKEA, que seguramente no haya sido usada nada más que hasta que el niño cumplió los 2 o 3 años. ¿Por qué tirar estos muebles? Si no surge la inspiración, podemos guardarlos mientras tanto y pensar qué uso diferente podemos darlos. Pero si damos vuelta a la imaginación y somos un poco creativos, podemos empezar a convertir esta cuna en otro mueble con un uso diferente. 

Como veis en la siguiente imagen, la cuna de IKEA se ha convertido en la zona de estudio o de pintar de los niños que han crecido, y ya no necesitan dormir en la cuna. Solamente hará falta quitar el colchón,  y retirar una parte de de los barrotes, como podéis observar. Como la parte de abajo tendrá seguramente o somier o baldas, podéis incluir una pizarra como mesa, que además aprovecharán para divertirse pintando en ella.

cuna ikea pizarra

Aquí tenemos otro ejemplo de cuna- mesa de estudio, en la que se ha puesto una superficie con un mapa mundi, con el que además los niños podrán desarrollar su mente, aprendiendo o viendo donde se encuentran los diferentes países.

cuna ikea pizarraa

Es una manera de aprovechar los muebles y ahorrar en comprarse otros, así que, ¿qué padres rechazarían esta opción?

Dejar respuesta