Las ventajas de los aislamientos en edificios

ventaja cerramientos edificios

Es notable la importancia del aislamiento en edificios. En la actualidad, las edificaciones están expuestas a gran cantidad de situaciones. Tanto el clima, como el sonido, así como otras circunstancias pueden alterar la existencia dentro de las edificaciones. Por este motivo, existen diversos materiales que sirven de aislamiento. Es importante señalar que estos aislamientos pueden ubicarse en diversos lugares: paredes, suelos, techos, así como en puertas o cerramientos internos. Por lo tanto, se requieren materiales con versatilidad de instalación.

El poliestireno extruido es una gran solución para estos aislamientos. Cada vez es más usado gracias a que conjuga tres variables: resistencia térmica, impermeabilidad y muchas prestaciones mecánicas. Por ende, es una solución perfecta en diversos ambientes. A su vez, se logran confeccionar en gran variedad de formatos: cubiertas, bloques, paneles, etc. Además, al ser sencillo de extrudir se fabrica en grandes cantidades, con facilidad de dotarlo de formas con base en moldes. Por ende, se pueden confeccionar piezas a medida.

Los tipos de aislamientos en las edificaciones

Cada construcción puede necesitar un aislamiento conforme a sus funciones. Por ejemplo, no es igual el aislamiento de un hospital, que de un taller o una escuela de música. Es así como podemos indicar algunos tipos de aislamientos frecuentes en construcciones.

  • Térmico: busca crear rangos de temperatura dentro de las construcciones.
  • Acústico: evitar que haya contaminación sonora hacia el interior de la edificación.
  • Humedad: materiales para evitar que la humedad externa entre, o que la humedad en el interior se pierda.
  • Contra agentes infecciosos: aislamientos en salas de operación, donde se impide la entrada de gérmenes.
  • Estática y electricidad: usado en edificaciones cercanas a tendidos eléctricos, o en plantas industriales con generación eléctrica.

Hay otras variantes, dependientes del ambiente y actividad de la edificación. Además, hay aislamientos solo para ciertos ambientes (no para todo un edificio). Influye el modo de instalación, a la vez que considerar si es un aislamiento permanente o parcial.

Diferentes tipos de materiales con los que se puede aislar un edificio

Desde hace bastante tiempo, se emplean varios materiales para los aislamientos. La elección de estos materiales depende del tipo de aislamiento que se desea (térmico, acústico, etc.). Igualmente, influye el coste del material y de la superficie donde se instala el aislante. Al respecto, algunas de los aislantes más comunes son los siguientes:

  • Polímeros de diversas categorías.
  • La lana mineral.
  • Minerales como la vermiculita.
  • Ciertos materiales vegetales, como el corcho o el cáñamo.
  • Las virutas de madera y el aserrín se usan como aislantes.
  • Maderas porosas, capaces de mostrar mucha superficie de absorción.

Estos materiales se usan en diversos formatos. A su vez, sus precios son variados. Cada año aparecen versiones y combinaciones mejoradas de los mismos. De esa manera, se logran excelentes aislamientos según las especificaciones de cada construcción y de acuerdo a las necesidades de los usuarios.

Factores al elegir un material aislante

Antes de colocar un aislamiento, hay que hacer una evaluación de las construcciones donde se aplicarán. Algunas consideraciones al respecto son las que indicamos a continuación.

  • El clima.
  • La facilidad de instalación del aislante.
  • Durabilidad del material.
  • Resistencia a la comprensión, humedad y deterioro.
  • El precio del material aislante.
  • El modo en que realiza transferencia de calor.
  • Evaluar si tiene algunos efectos tóxicos.

Todo lo anterior configura los criterios necesarios para la escogencia de materiales aislantes. Además, se debe tener en cuenta la frecuencia con que se requiere el material aislante. Ciertos aislamientos solamente se exigen en época de invierno o de verano. Esto lleva a considerar que el material para aislamiento debe ser removido en ciertos momentos del año. Por ejemplo, mediante la utilización de paneles movibles.

Como vemos, el tema de los materiales para aislar es bastante complejo. Se requiere una dosis de conocimiento, a la vez de conocer muy bien las necesidades de la construcción. En dado caso, en nuestra época se suele requerir materiales aislantes de gran calidad.

Sobre el autor

Scroll al inicio