Cuando pensamos en decorar nuestro cuarto de baño, es normal poner atención en elegir los muebles adecuados, luces que hagan que el espacio brille de otra manera y demás objetos que hagan de ese espacio un lugar más acogedor. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, no solemos tener en cuenta hasta el final una de las decisiones que puede resultar tanto o más importante que lo comentado anteriormente. Nos estamos refiriendo a las mamparas de bañera. Elegir la mampara adecuada es muy importante, ya que se encargará de aportar aspectos tanto funcionales como decorativos dentro del baño. El problema es que en el mercado nos podemos encontrar un gran número de modelos diferentes. Solo hay que visitar las mamparas de bañera en decorabano.com para encontrarnos multitud de ejemplos.

Características de la mampara

Para darle un toque más especial a la hora de decorar el cuarto de baño, es interesante que se elija el vidrio transparente como material, y al ser posible que cuente con tratamiento antical de fácil limpieza para que las gotas no se marquen. Este material aportará elegancia creando espacios únicos. Es posible encontrarlos totalmente transparentes o bien con algún tipo de dibujo.

El problema de la opción comentada anteriormente, es que el precio puede ser algo más elevado, aunque vale la pena pagarlo por las ventajas que ofrece a la hora de su limpieza. En el caso de que el presupuesto que tengamos no sea tan elevado, siempre se puede optar por algún otro material como materiales plásticos que son más ligeros.

Tipos de mamparas que podemos instalar en la bañera

A la hora de elegir el tipo de mampara para la bañera, podemos encontrarnos diferentes modelos pensados para todo tipo de baños. Veamos algunos de los más demandados por los usuarios.

Mamparas con cuatro hojas: dos fijas y dos correderas

Una de las opciones más utilizadas para colocar entre paredes. De las cuatro hojas con las que cuenta, las dos del centro son las que se suelen desplazar, dando lugar a una amplia zona por la que entrar a la bañera. Una vez cerrada, queda completamente hermética para que el agua no salpique el suelo.

Mampara hoja fija y hoja corredera

Se trata de otro de los modelos más elegidos por las personas a la hora de decorar el baño. En este caso, cuenta con una gran hoja fija que suele ser la mitad de la mampara, y la otra hoja corredera, dejando el acceso a un lado. Se trata de una buena opción para dar un toque modernista al baño.

Mampara hoja fija y hoja abatible

Al igual que en el caso anterior, la mampara estará formada por dos pero una de ella abatible para ambos lados. El problema en este caso, es que puede ser algo más incómoda en el caso de no disponer de mucho espacio.

Mampara angular

En el caso de que la bañera no esté instalada entre paredes, también tenemos la opción de colocar una mampara angular. En estos casos, podemos encontrarnos mamparas con puertas correderas, similares a las comentadas anteriormente e incluso abatibles.

Como veis, son varias las opciones de mamparas que nos podemos encontrar para nuestra bañera. Solo es necesario dedicar algo de tiempo para encontrar aquella que mejor se adapta a nuestras necesidades y al estilo decorativo de nuestro baño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here