Las mosquiteras enrollables se han convertido en un complemento imprescindible. Especialmente ahora que comienza la temporada de eclosión de las larvas de los mosquitos y adonde quiera que vayamos, nos encontraremos con ellos.

El problema se agudiza cuando son ellos los que intentan incansablemente invadir nuestro hogar. En ese caso te vamos a contar las ventajas que tiene instalar mosquiteras enrollables en tu casa.

Leyendo este post tendrás una mejor información para decidirte en la compra de tu mosquitera enrollable a medida y descubrirás que no son nada difíciles su medición y su instalación.

¿Sabías que solo son los mosquitos hembra los que pican? Pues sí: nuestra sangre contiene unos nutrientes esenciales para su producción de huevos y esa es la razón.

Existen infinidad de remedios para aminorar esa tendencia instintiva que tiene el mosquito a buscar nuestra piel para picarnos. Si necesitas conocer más a fondo este tema, Puntogar es una tienda online especializada en todo tipo de mosquiteras enrollables en la que puedes encontrar mucha información al respecto.

También puedes encontrar información sobre otros tipos de mosquiteras: las de corredera y las fijas, pero te vamos a aclarar previamente cuales son las diferencias.

No es dificil distiguirlas:

La dirección de cierre y apertura de las de corredera es en horizontal, mientras que las mosquiteras enrollables, para alojarse en su cajón receptor tienen una dinámica de cierre y aperturas verticales.

Evidentemente las fijas son un formato de tela especial tensada en un bastidor e instalada habitualmente en lugares de difícil acceso donde van a realizar su función de mantener a raya a estos indeseables insectos, pero, al contrario que la mosquitera enrollable, la movilidad no es lo suyo, precisamente.

Precisamente, al no precisar de movimientos de cierre y apertura como ocurre con las de corredera o las mosquiteras enrollables, es por lo que se les denomina «fijas».

Ventajas principales de las mosquiteras enrollables

Los insecticidas en aerosol precisan algo que con las mosquiteras hechas a medida no vas a necesitar: un uso muy frecuente y una reposición continua.

Los insecticidas eléctricos ocupan enchufes, puntos de la casa u oficina que hoy por hoy solemos tener saturados o reservados para cargadores de móviles o cables de red de los diferentes dispositivos portátiles que más usamos portátiles

Y, finalmente, los repelentes de tipo loción necesitan ser untados directamente en el cuerpo, algo que no gusta hacer de manera continua, al contrario que con las mosquiteras enrollables de aluminio que las desenrollas, fijas y te descuidas.

Pero los mosquitos no bajan  nunca la guardia. Por eso las mosquiteras enrollables de aluminio son la mejor opción que tienes, ya que te permiten el espacio vital en el que habitualmente necesitas desenvolverte y te apartan de la constante procupación de estar usando continuamente otros remedios.

Cómo medir una mosquitera enrollable

La forma de medir una mosquitera enrollable es muy sencilla. Sígueme y lo comprobarás:

Estas mosquiteras hechas a medida, se alojan enrolladas en un receptáculo superior que llamamos “cajón”. A mayor longitud de tu mosquitera, más espacio ocupa al enrollarse.

Por esa razón, en tiendas online especializadas como Puntogar se te ofrece para ello dos tamaños distintos de cajón, el de 3,3 cm y el de 4,5 cm.

Si necesitas una mosquitera enrollable de más de 140 cm de largo, no olvides que tu cajón será de el más ancho (43 mm). También la elección del cajón puede variar según la instales por dentro o por fuera.

¿Estás prestando atención? Verás que fácil es medirla:

  1. Mide tanto en ancho como en alto del hueco del marco de la ventana. Procura tomar esas medidas en varios puntos del alto y sobre todo del ancho por si las delimitaciones no fueran completamente rectas.

A esas medidas resta 2 o 3 mm para tener una holgura de seguridad, ya que eso evitará tener que dar cortes posteriores a la mosquitera enrollable. Si quedara algún resquicio sobrante, será poco y siempre puedes usar silicona para taparlo.

En el caso de  haber  diferencias en las dimensiones superiores e inferiores del hueco, anotar como  referencia la medida inferior, porque es la que te garantiza que el descenso de la mosquitera a medida de aluminio sea correcto y no tenga problemas.

Cómo instalar una mosquitera enrollable

  1. Posiciónala en el tope superior del hueco de la ventana o puerta y marca sus perforaciones. A continuación retírala, taladra las marcas y mete en los agujeros resultantes los tacos.
  1. Vuelve a posicionarla y haz coincidir los agujeros de las pestañas con los tacos introducidos. Atraviésala con los tornillos.
  1. Ensambla las guías a los topes y cada una de estas al cabezal que irá en la parte superior del marco de destino. Fíjalas con tirafondos
  1. Marca la posición de los topes y taladra para fijar ambos al suelo del hueco. Atornilla los topes.
  1. Finalmente, usa la ruedilla que tienen cada uno de ellos para graduar su enganche a la mosquitera extendida. ¡Ya tienes instalada tu mosquitera enrollable!

Si tienes alguna duda al respecto o necesitas más información, en tiendas online especializadas como puntogar.com dispones de un excelente soporte técnico gratuito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here