Es habitual que en los hogares se genere un ambiente que puede ser muy perjudicial para nuestra salud y la de los muebles de las distintas habitaciones. Este problema se acentúa cuando existe una gran humedad, un problema que puede derivar en la aparición de manchas, moho, olores desagradables y enfermedades respiratorias. Antes de llegar a esta situación, es importante ponerle remedio al problema de la humedad. Por suerte, hay muchas maneras de combatir este problema, siendo uno de ellos el uso de deshumidificadores. Este aparato ofrece muchos beneficios para gozar de un buen ambiente en nuestro hogar, claro está, si elegimos alguno de los mejores deshumidificadores que existen en el mercado.

Como sabemos de la importancia de este problema, hoy os queremos hablar sobre los principales beneficios que ofrece estos dispositivos en los hogares.

¿Qué es un deshumidificador?

deshumidificador para el hogar

Cuando hablamos de deshumidificadores de aire, nos estamos refiriendo a un aparatos de climatización que se encarga de eliminar la humedad del aire en aquellos lugares donde está colocado. Para conseguir esto, lo que hace es absorber el aire, haciendo pasar por una zona fría. En esta zona, el agua que contiene se condensa y se acumula en un depósito. Antes de salir el aire, se pasa por una zona caliente para recuperar su temperatura.

Beneficios que aporta un deshumidificador al hogar

Veamos a continuación los principales beneficios que ofrece el uso de deshumidificadores en nuestros hogares.

Eliminación de ácaros, moho y hongos

Está comprobado que si la humedad supera el 70%, se incrementa considerablemente la reproducción de ácaros, así como la aparición de mohos y hongos que puede suponer todo un problema. Si somos capaces de mantener la humedad entre el 50% y el 60%, este problema desaparece en gran medida, ayudando a crear un ambiente más confortable y saludable.

Mejora de los síntomas relacionados con problemas respiratorios

Con una menor cantidad de humedad en el aire, nuestro sistema respiratorio mejora, más aún en aquellas personas que sufren problemas más graves como son los asmáticos. Esto es así, porque la mayoría de los problemas respiratorios son provocados por ácaros y mohos. Tal y como hemos comentado en el punto anterior, al reducir la humedad, también reducimos el riesgo de su aparición.

Elimina los malos olores

Por culpa de los mohos y de la humedad, en aquellos lugares donde haya hecho acto de presencia, es habitual que no huelan bien. Entre las ventajas de tener un deshumidificador en casa destaca que esto reduce los malos olores, siendo la casa un lugar mucho más favorable y un rincón para el bienestar.

Evitar la aparición de humedades en las paredes

Durante el día, la casa suele calentarse, por lo que la humedad se evapora y se mantiene en el aire. Por la noche, cuando el ambiente se enfría, esa humedad se condensa en superficies frías como ventanas, paredes o techos. Esta condensación es la que al final terminan provocando las manchas de humedad, zonas donde es factible el crecimiento de mohos. El uso de un deshumidificador previene esa condensación, evitando la aparición de las humedades.

Cuida de los aparatos eléctricos, tuberías y muebles del hogar

Una humedad que esté por encima del 50% en el ambiente, causa una aceleración de la corrosión de los componentes metálicos de los aparatos debido a la condensación que hemos comentado anteriormente. Si eliminamos esa condensación, esos componentes evitarán la corrosión.

Por todo lo que hemos comentado a lo largo de nuestra publicación, el uso de un deshumidificador se convierte en algo muy necesario si queremos asegurarnos de disfrutar de un ambiente más saludable.