Decorar una estancia cuando los metros escasean es todo un reto. Existen una serie de reglas para conseguir que los salones pequeños parezcan más amplios. Será necesario una buena distribución del espacio y una acertada combinación de colores y mobiliario. A continuación te mostramos las claves para renovar tu salón y convertirlo en una estancia bonita, confortable y funcional.

La distribución ideal para los salones pequeños

Salones - distribución
Fuente: pinterest

Un salón pequeño tiene sus ventajas: transmite sensación de recogimiento y su limpieza es más rápida. Pero el problema viene cuando sientes que no dispones del espacio suficiente para colocar lo que necesitas.

Una buena distribución es fundamental para aprovechar al máximo el salón. Es recomendable que realices un plano a escala donde dibujes todos los elementos imprescindibles que no se pueden tocar (pilares, muros de carga, ventanas, tomas de antena, teléfono, luz).

Los elementos más pesados deben ir pegados a la pared. Lo primero que tienes que hacer es ubicar el sofá y después el resto de los muebles y complementos auxiliares.

Salones pequeños
Fuente: delikatissen

Debes tener en cuenta que el salón debe respirar, que haya zona de paso  sin obstáculos. Si tienes la posibilidad de hacerlo, no lo dudes y apuesta por los espacios abiertos que se comunican entre sí. (salón, comedor, cocina).

Para un salón cuadrado la distribución ideal será colocar los asientos (sofás, sillones, etc.) formando una “U”. Para estancias alargadas la más recomendable en que los coloques formando una “L”. Si el un espacio estrecho lo mejor es los coloques en línea.

Apuesta por el “menos es más”

Salones- menos es más
Fuente: majestic properties iow

En los salones pequeños la primera norma es deshacerte de los elementos que no sean imprescindible. No hay nada peor que una estancias pequeña atiborrada y recargada de muebles.

Debes elegir piezas versátiles y funcionales que te ayuden a tener todo en orden. Escoge sofás con zona de almacenaje, mesas de centro elevables, con cajones, estanterías separadores de ambientes y por supuesto no olvides utilizar el espacio vertical.

Salones - espejos
Fuente: decoclub

Los espejos te ayudarán a dar profundidad y amplitud visual. Colócalos encima de sofá en horizontal, también apoyados en el suelo detrás de una mesa auxiliar conseguirás el efecto deseado.

Combina varios materiales: el metal, cristal y metacrilato son una apuesta segura para conseguir una decoración actual.

También te puede interesar leer: ¿Cómo decorar salones pequeños y modernos?

Acierta con los colores

Salones - colores

Fuente: onesunart

Para conseguir más luminosidad y amplitud en los salones pequeños las tonalidades claras, los colores neutros y tonos pastel son los más apropiados. Si quieres dar un acento de color apuesta por los complementos y textiles.

Salones en verde
Fuente: pinterest

Puedes decantarte por un color intenso en una de las paredes para conseguir contraste y profundidad. Solo es recomendable cuando el salón es muy luminoso y cuenta con techos altos. Los colores verdes, azules y grises (en sus tonalidades claras) funcionan muy bien en espacios reducidos.

Mobiliario de líneas rectas y depuradas

Salones en gris y amarillo
Fuente: Ikea

El salón es la habitación de la casa que más aprovechamos y que compartimos con familiares y amigos. Además es polivalente porque realizamos diferentes actividades en ellas, ver la tele, comer, cenar… Por lo que es importante que te sientas relajado y cómodo en ella.

En los salones pequeños se imponen los muebles ligeros sin artificios y que ocupen el menor espacio posible para crear mayor amplitud visual. Los brazos de sofás, butacas y sillones son de líneas rectas sin curvaturas. Una buena solución son los muebles modulares por u gran capacidad de almacenamiento.

Salones con estantes
Fuente: Ikea

Las paredes se pueden convertir en un gran aliado para aprovechar como almacenamiento vertical. Estanterías, módulos suspendidos, baldas, estantes, muebles modulares…

Una buena solución a la hora de escoger el sofá es optar por una chaise longue ya que ocupan menos espacio que por separado (sofá + sillón). Para situaciones puntuales cuando te reúnes con la familia y amigos y no tienes suficientes asientos, los pufs serán de gran ayuda.

Las mesitas auxiliares una opción perfectas para disponer de una superficie de apoyo y además son fáciles de desplazar. Utiliza modelos de cristal o metacrilato, ya que gracias a su transparencia aportan ligereza visual.

La iluminación adecuada

Salones - iluminación
Fuente: delikatissen

Las estancias bien iluminadas multiplican visualmente el espacio. Hay que aprovechar al máximo la luz natural en los salones pequeños, por eso decántate por cortinas, visillos o estores ligeros.

Es recomendable evitar las lámparas colgantes excepto en la mesa del comedor. Es mejor un plafón de medidas considerables (son tendencia) que de una buena iluminación a la zona de estar. Dispon lámparas de apoyo para crear un ambiente más íntimo y relajado. Con tres puntos de luz, el salón estará perfectamente iluminado.

Detalles decorativos para dar estilo al salón

Salones - fotografías
Fuente: pinterest
  • Unas ventanas bien vestidas elevan el nivel de estilo en los salones pequeños.
  • Los cojines son complementos que permiten renovar la decoración de manera rápida, sencilla y económica.
  • Las paredes sosas y anodinas no aportan nada a la decoración del salón. Apuesta por composiciones de fotografías y colócalas sobre varios estantes. La importancia de las plantas y flores, ya que siempre suman nunca restan.
  • Te recomendamos leer: 8 trucos para la decoración de salones.

¿Qué te han parecido estas soluciones para decorar los salones pequeños?

Dejar respuesta