No hay nada más placentero que bañarnos en verano en una piscina. Nos ofrece una zona de relajación y entretenimiento con familiares y amigos en los calurosos días estivales. A continuación te mostramos los tipos de piscinas que puedes encontrar y poder decidir cuál puede ser la más apropiada para tu hogar.

El origen de las piscinas

Piscinas infinitas
Fuente: cntraveller

El inicio de las piscinas proviene de la época romana. En las termas se realizaba una gran parte de la actividad política; donde los políticos se relajaban y debatían en aguas termales. Estas construcciones se hacían con adobe y piedra y se revestían con mármoles o mosaicos para darles un acabado más lujoso. En la actualidad las construcción de piscinas ha evolucionado mucho y existen una gran variedad de modelos y sistemas constructivos.

¿Cómo elegir la más apropiada?

Piscinas idilicas
Fuente: tripadvisor

Puedes encontrar en el mercado multitud de diseños y sistemas constructivos de piscinas. Elegir la más apropiada para tu jardín o terraza dependerá de algunos factores:

  • El presupuesto que tienes destinado.
  • Características y dimensiones del terreno.
  • Plazo de obra.
  • La finalidad. Si su uso va a ser de disfrute o para realizar ejercicios.
  • Frecuencia de uso y cantidad de personas que van a utilizarlas.
  • El mantenimiento.

Piscinas de hormigón

Piscinas de hormigón
Fuente: grupo impersol

Es uno de los materiales más utilizado en la realización de piscinas de obra. Se pueden clasificar en dos tipos de construcción: de hormigón gunitado o  encofrado. Entre sus ventajas destacan:

  • La durabilidad.
  • Poder personalizar la forma y el tamaño.
  • Para dar un acabado duradero y resistente se puede utilizar un revestimiento vítreo o de gresite.

Desventajas:

  • El plazo de instalación es mayor que otros modelos.
  • Tiene un garantía menor que las de acero.
  • Su coste puede ser más caro que otros diseños.
  • El gresite con el tiempo puede caerse si no se han utilizado materiales de calidad.

Piscinas de acero

Piscinas de acero
Fuente: piscinas salgado

A simple vista no suele haber diferencias visibles entre las piscinas de hormigón que las de acero. La diferencia está en el tacto del material, ya que en estas últimas se usa un revestimiento de polivinilo.

En los últimos años esta modalidad  ha ganado mucho terreno, por su rápida instalación, durabilidad y resistencia.

  • Otra ventaja que presentan es la flexibilidad de los paneles de acero que permite todo tipo de diseños y formas.
  • Como desventajas se puede decir que su precio es elevado y que necesita excavación.
  • Con barbacoas de obras y muebles para exteriores formarán un ambiente perfecto.

Piscinas de acero inoxidable

Piscinas de acero inoxidable
Fuente: la web de las piscinas

Este tipo de piscinas son muy duraderas y estéticamente son preciosas.

  • Su limpieza habitual es sencilla, ya que al no ser un material poroso los microorganismo no se adhieren.
  • La estanqueidad está asegurad.

Entre sus desventajas destacan:

  • Suelen ser bastante caras.
  • Es necesario un mantenimiento regular pero pueden durar fácilmente 40 años sin un gran deterioro.

Piscinas de poliéster

Piscinas de poliéster
Fuente: papodedesign

Este material se utiliza para piscinas prefabricadas.

  • Económicas.
  • Ofrecen una estanqueidad garantizada.
  • Si surgen grietas, se pueden reparar fácilmente con fibra de vidrio.
  • Rapidez en la instalación.

Desventajas:

  • Desgaste por el uso y el sol.
  • Hay que ajustarse a los modelos existentes, no se fabrica a medida.

Piscinas prefabricadas

Piscinas prefabricadas

Fuente: piscinas prefabricadas web
  • Su principal ventaja es su sencilla y rápida instalación.
  • Multitud de modelos, formas y acabados.
  • Son más económicas que las de obra, pero no son tan resistentes y duraderas.

Desventajas:

  • Se requiere excavación.
  • Pueden acabar decolorándose por el sol.

Piscinas desmontables

Piscinas desmontables
Fuente: algimia

Son ideales para terrenos reducidos y para los que no quieran gastarse mucho dinero.

  • Su principal ventaja es que se pueden montar y desmontar cuando quieras.
  • Montaje sencillo y rápido.
  • No son necesario un mantenimiento constante pero tampoco son tan resistentes como los modelos anteriores.

Piscinas elevadas

Piscinas elevadas
Fuente: hebbes

Esta modalidad de piscinas cada vez se colocan más.

  • Suelen estar elevadas del suelo unos 50 cm aproximadamente. Por lo que no requieren excavación.
  • Pueden ser de obra o prefabricadas.
  • Su instalación es sencilla y rápida.
  • Es necesario que el suelo esté nivelado completamente.
  • Se adaptan a cualquier espacio.
  • Pedidos a medida, por lo que son especialmente recomendable para terrenos reducidos o complicados.
  • Los modelos de madera son un recurso muy recomendable ya que este material ofrece mucha calidez a los espacios exteriores.
  • Modelos tubulares. Fabricadas con PVC y tubos de acero. Fácil montaje y desmontaje.

Piscinas flotantes

Piscinas flotantes
Fuente: enteresan

Suele parecer una embarcación marítima ya que puede flotar en el agua circundante. Tienen que contener agua durante todo el año, porque el agua puede hacer presión y empujar la estructura hacia arriba.

  • Son los modelos de piscinas más modernas.
  • Cuentan con una válvula hidrostática colocada en el suelo cerca del desagüe. Su función es evitar los daños producidos por la presión del agua.

¿Qué te ha parecido este post dedicado a los diferentes tipos de piscinas? Espero que te sirve de ayuda para decidir a elegir la más adecuada para tu espacio exterior.

Dejar respuesta