Estoy segura que muchas veces te ha ocurrido que buscas una silla, sillón o cualquier mobiliario, pero no encaja con tu decoración por su color o estampado. Pues bien, muchas es veces es posible solucionar ese pequeño inconveniente con un sencillo tapizado que tú mismo /a puedes hacer en casa.

Aquí puedes ver un ejemplo de lo que digo:

silla

Se trata de la silla de IKEA modelo SKRUVSTA, no combinaba del todo con el resto del mobiliario del espacio en el que se pretendía introducir y se optó por tapizarla. El resultado, a la vista está, es muy bonito y original. El tejido que se ha seleccionado para modificar la silla es también de IKEA, es la tela modelo KAJSASTINA. Claro que, lo cierto es que esta es una idea que se puede poner en práctica con cualquier tejido, no necesariamente debe ser de IKEA…

Ya lo ves, si te gusta el diseño pero no el acabado, en ocasiones es posible modificarlo. Si te gusta algún mueble o complemento que no termina de combinar bien con tu decoración, antes de descartarlo de manera definitiva analízalo, es posible que con unos sencillos pasos y sin necesidad de invertir demasiado dinero puedas adaptarlo y dotarlo del estilo y estética que te gustaría que tuviera.

 

1 Comentario

  1. me encanta el cambio de look que le ha dado al sillon! yo lo tengo tambien pero es anarandjado con flores grises y negras y quiero tapizarlo, pero me gustaria hacerlo yo, pero no se como hacerlo. Me podriais dar los pasos de como hacerlo¿?
    Muchas gracias

Dejar respuesta