Son muchas las personas que se preguntan que se puede hacer en una pared para conseguir una decoración más llamativa y original. Colgar cuadros está bien, pero hay que decir que es un recurso muy visto. Como alternativa a esta opción, en los últimos años se ha venido utilizando los collages de fotografía, es decir, montajes de fotos que uno tiene por casa pero consiguiendo un resultado diferente y llamativo, aunque también se puede utilizar collages con otros elementos. Lo mejor de todo esto, es que es posible crear collages gratis de fotos. Hay muchas aplicaciones para crear estos montajes con los que decorar cualquier parte de nuestra casa.

Pero antes de hablar sobre estos collages, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para dar en el clavo con las composiciones que vamos a realizar, aunque siempre es posible dar rienda suelta a nuestra imaginación para crear diseños novedosos y poco convencionales, aunque esto es para las personas más atrevidas. Veamos algunas de estas recomendaciones:

  • Es importante contar con elementos de la misma naturaleza. El número no está definido pero a partir de 5 estaría bien. Cada una de las imágenes debería tener algo que las diferencie del resto. Si todas son iguales o muy parecidas, el efecto no será el deseado quedando una composición muy simple.
  • Localiza la pared donde mejor quedará nuestro collage. Por ejemplo encima del sofá, en la pared de la televisión o junto al armario de nuestro hijo. Aseguraros de que el collage tenga el tamaño adecuado.
  • El collage funcionará bien en cualquier parte de la casa, ya sea el dormitorio, el pasillo o el salón.
  • Se recomienda utilizarlo sobre paredes blancas ya que las de color son más complicadas de combinar.

Collages con fotografías

Los collages con fotografías son con los que estamos más familiarizados. Se puede decir que vale prácticamente todo, además de darnos la posibilidad de disfrutar con aquellas imágenes que más nos gustan o que tienen para nosotros un significado especial, además de poder servirnos como inspiración.

Los podemos combinar con ilustraciones y dibujos que nos gusten. Como se trata de una composición informal, podemos usar sin miedo pinzas, cuerdas o washi tape para sujetar las imágenes. Sobre las mesas de estudio y trabajo nos darán una alegría cada vez que levantemos la vista del ordenador. Perfectas también en los dormitorios de los más pequeños.

Collages con cuadros

Se trata de una composición parecida a la anterior, pero en esta ocasión se utilizan cuadros que contendrán fotografías o dibujos. Olvidaros de colocar un único cuadro y apuesta por combinar cuadros de diferentes tamaños y formas. Si buscáis por la red, podréis encontrar un gran número de ideas para crear este tipo de composiciones.

Collages con espejos

Al igual que utilizamos los cuadros, también podemos utilizar espejos de diferentes formas y tamaños para diseñar collages con los que vestir nuestras paredes. Si estos collages los colocamos cerca de una fuente de luz natural, hará que la estancia parezca más grande de  lo que realmente es.

Collages con platos

La última de las ideas que os dejamos para crear collages, es el uso de platos. En este caso, utiliza platos que cuenten con un bonito diseño y que aporte ese toque que tanto buscamos para nuestra decoración.

¿Qué otros tipos de collages pensáis que puede funcionar muy bien para vestir vuestras paredes? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here