El gris, color elegante por excelencia, te permite introducir amplias combinaciones de tonalidades, para crear y decorar el dormitorio de forma única

dormitorio
Fuente: Ikea

Sobrio y elegante, el color gris es perfecto para mantener el equilibrio. Dependiendo, de la tonalidad que escojas, aportará un toque moderno y estético al decorar el dormitorio o cualquier otro espacio de tu hogar. ¿Apuestas por este color?

Habitaciones más iluminadas

Al igual que el blanco, el color gris tiene la propiedad de distribuir la iluminación a todo el espacios. Por lo que se convierte, en una estupenda solución para decorar una habitación pequeña. Al comienzo del artículo, he dejado la imagen de un precioso dormitorio y como ves, está completamente decorado en diversas variedades o tonalidades de grises ¿Qué te parece?

Las paredes, el suelo e incluso los muebles y la ropa de cama, todos son tonalidades de grises bien combinadas. Como ves, la luz natural de la ventana, invade la habitación. El gris claro, hace que rebote parte de esta luz, iluminando la estancia. Si tienes un dormitorio pequeño, será una gran idea apostar por este color.

Cómo aprovechar las fuentes de luz con el color gris

Antes de decorar, observa el espacio donde vas a trabajar. Esto ayudará, a que localices las fuentes de luz natural. Las ventanas y las puertas, son claras fuentes de luz. De esta manera, además de no obstaculizar las mismas, con algún mueble o cortinas tupidas durante el día, debes aprovecharlas.

Jugando con los grises, procura siempre poner los más claros frente a las zonas de luz. Por ejemplo, pinta la pared (frente a la ventana) escogiendo una tonalidad clara. Esta es una manera fácil, de aprovechar la luz. Si quieres añadir tonos más oscuros, hazlo en otras paredes o bien utilizando los muebles o textiles.

Gris y blanco ¡una perfecta combinación !

Fuente: Ikea
Fuente: Ikea

Es una gran idea, combinar diferentes colores con el gris. Una de las más perfectas combinaciones, que hará que tus espacios se conviertan en lugares confortables y llenos de elegancia, es el blanco. Un gris neutro y un blanco neutro ¡combina como quieras! En este caso, te propongo decorar tu dormitorio, cubriendo la cama con tela.

En este caso, la tela pertenece a la serie SUNRID y puedes encontrarla en Ikea a 0,99 el metro. Como ves, es una opción para aumentar el confort de tu cama, con la ayuda de tejidos, almohadas y cojines en blanco o con un patrón que comparta ambos colores. Pero si quieres añadir otro color, puedes hacerlo siempre que busques cierto equilibrio. Al gris, le quedan bien colores como el morado claro, el malva, los violetas… etc.

Símbolo de pureza y esperanza

Hasta hace poco tiempo, el color gris ha sido visto en la sociedad, con cierta connotación negativa dentro de la decoración. Sobretodo más en occidente. Pero este precioso color, de un cielo que amanece o la tonalidad de la niebla, es un símbolo de serenidad y sabiduría en Oriente. Como ves, es todo lo contrario.

Pero con el paso del tiempo, se ha comprobado que este color puede dar lugar a espacios bellos, elegantes, modernos y muy luminosos. Ideal para espacios pequeños, deberías tener en cuenta sus propiedades, cuando vayas a decorar el dormitorio.

Las plantas y el color gris

dormitorio
Fuente: Ikea

Dependiendo del punto de vista, las plantas son relativamente buenas para ponerlas en un dormitorio. Pero, dentro de la decoración ¡Quedan de lujo! Es importante evitar poner demasiadas flores o plantas muy grandes. Si te gusta el Feng Shui, procura no poner plantas de hojas acabadas en pico o serradas. Siempre busca plantas, de hojas redondeadas.

El verdor de las plantas, hará un bonito contraste con los grises de la habitación. Puedes poner el tiesto en color blanco o también gris. La verdad es que da un toque fresco, moderno y elegante al espacio ¿Qué te parece?

Paredes grises con efectos

Una pared, se puede pintar con productos especiales para crear diferentes tipos de efectos. Si te encanta esta idea, utiliza el color gris de fondo. Crea paredes con encantos y sofisticados. Si solo quieres decorar una pared, puedes escoger aquella donde se pose el cabecero de la cama. De esta manera, dará un toque de atención en la decoración.

Diferentes tonalidades de grises

suelo de madera
Fuente: geralt

Las distintas tonalidades de grises, hacen que puedas decorar la habitación con estilos muy diferentes entre ellos. Al igual que el color blanco, hay muchísimos tipos de grises. Entre las tonalidades más claras, se encuentran el famoso gris perla, que es casi blanco. El gris tórtola rosado o el gris lino, algo más violáceo. Dentro de las tonalidades oscuras, se encuentran: el antracita y el color pizarra azulado (precioso)

El color gris, nunca fue mi favorito. Pero mientras más espacios veo decorados con el mismo, más comenzó a gustarme. De repente, me di cuenta que es cierto que aporta una buena iluminación al lugar. Además, me llamó muchísimo la atención combinarlo con blanco u otras tonalidades de grises.

Los espacios pequeños, es mejor que se decanten por grises claros. Mientras, que si el dormitorio u otro lugar a decorar, es mayor puedes jugar con tonalidades más oscuras. El color pizarra es precioso y se puede conseguir de diversas formas. Decorar con pizarra o bien, pintar las paredes en este color o algunos muebles.

Los muebles y/o complementos, pueden ser de una madera clara y de tonalidad grisácea. Este, será el material perfecto para este tipo de decoraciones ¿qué te parece?. Pienso que le da un encanto muy especial al ambiente. Y, la verdad, es que me encanta este material noble. Si los muebles que tienes en madera, son amarillos o tirando a rojizos… es una idea pintarlos y renovarlos. Si estás dispuesto a ello, primero prepara la madera. Para ello, lija y pinta tus muebles en color gris o blanco. Para avejentar, su aspecto, una idea es utilizar la técnica del decapado (cuando vayas a pintar)

¿Qué te parece este color? ¿Cómo tienes decorada tu habitación? ¿Qué otras ideas puedes aportar?

 

Dejar respuesta