Si eres amante y fiel seguidor del estilo nórdico pero crees que no cuentas con el espacio suficiente en tu mini hogar para llevarlo a cabo, estoy segura de que la visita que vamos a realizar hoy te servirá de mucha inspiración. A menudo contar con pocos metros en casa nos lleva a pensar que la materialización del estilo nórdico requiere amplios y despejados espacios, y si prescindimos de ellos en nuestra casa puede que nos desanimemos en la búsqueda y obtención de nuestro estilo decorativo favorito. No pierdas detalle del mini apartamento de estilo nórdico que vamos a ver, porque en sus 52 metros cuadrados verás materializados todos los ambientes necesarios para desarrollar una vida cómoda y funcional con todo lujo de detalles.

mini apartamento de estilo nordico I

Un salón muy práctico

Iniciamos la visita a este mini apartamento de estilo nórdico por el salón. Como ves, reinan las líneas simples, la luminosidad, los elementos naturales y la funcionalidad, siendo por tanto las protagonistas indiscutibles en la estancia. Fíjate en el detalle de las dos baldas situadas sobre la gran apertura que da entrada a la estancia. Una inmensa zona con gran capacidad de almacenaje abierta que de ningún modo merma el espacio con el que se cuenta en el ambiente.

mini apartamento de estilo nordico II

Zona de trabajo integrada

Al cambiar de vista, observamos junto a la zona de estar un ambiente destinado a zona de trabajo. Se emplea sobre ésta la misma técnica para ganar en espacio de almacenaje. Para delimitar visualmente la estancia, una estantería con baldas sin fondo y situada de suelo a techo se encarga de hacerlo, a la vez que crea otro pequeño ambiente que hace las veces de recibidor que antecede al salón.

mini apartamento de estilo nordico III

Almacenar en altura, una excelente opción

Tener todo lo necesario a la vista en el espacio de trabajo nos hará ganar en funcionalidad y comodidad, lo que facilitará claramente nuestra vida diaria. Además, el almacenaje visto aumenta la sensación de amplitud en la estancia, lo que nos vendrá a las mil maravillas cuando vamos cortos de espacio.

mini apartamento de estilo nordico IV

Ligereza visual en la zona comedor

Volvemos a cambiar de vista en el salón. Al otro lado de la zona de estar, la destinada a comedor. Las líneas simples y delgadas del mobiliario empleado se encargan del mismo modo de aumentar la sensación espacial en el ambiente. Pegar la mesa a la pared nos permite al mismo tiempo conservar la zona de paso entre ambas estancias, lo que facilita la comodidad y movimiento entre los distintos ambientes creados.

mini apartamento de estilo nordico V

Diferenciar ambientes con mobiliario

Observa el detalle de la estantería que separa la entrada al salón de la zona destinada a recibidor. Como te comentaba, su apertura hacia ambos potencia la sensación de amplitud espacial. Como ves, cuando contamos con poco espacio, todos los detalles destinados a ganar metros (aunque sea visualmente) siempre suman.

mini apartamento de estilo nordico VI

Varias alturas para fomentar la sensación de independencia

Este mini apartamento de estilo nórdico se encuentra resuelto en dos alturas, como puedes observar en la siguiente imagen. Aunque no exista un elemento que lleve a cabo la separación física entre salón y dormitorio, la diferencia de alturas se encarga de dividirlas visualmente.

mini apartamento de estilo nordico VII

Un dormitorio muy funcional

Nos adentramos en el dormitorio, que viene protagonizado por la única presencia de elementos simples y ligeros que hacen más cómoda la vida cotidiana. La iluminación tiene un marcado carácter funcional que la hace al mismo tiempo pasar completamente desapercibida visualmente, continuando con la tónica decorativa general de la estancia.

mini apartamento de estilo nordico VIII

Cualquier espacio es bueno

Aprovechando el espacio destinado a las escaleras que separan salón y dormitorio, en un lado se coloca un gran espejo y justo frente a él, se incorpora el armario de la habitación. Otra gran idea que vuelve a hacernos ganar espacio.
mini apartamento de estilo nordico IXMediante esta vista observamos tanto la moldura del salón como el rosetón del techo. Claros “culpables” de que la vivienda conserve ese toque romántico que en pequeñas y cuidadas dosis tan bien le sienta al estilo nórdico.
mini apartamento de estilo nordico X

El blanco en la cocina

Entramos en la cocina deslumbrados por una preciosa claridad. Dan ganas de sentarse a la mesa y disfrutar de un tranquilo desayuno de domingo mientras hacemos planes para el resto del día ¿no crees?

mini apartamento de estilo nordico XIDadas las pequeñas dimensiones que presenta la cocina de este mini apartamento de estilo nórdico, fíjate en la ingeniosa y práctica solución implementada para ganar un necesario espacio de almacenaje extra. Para seguir ganando espacio destinado a menaje, vajilla y enseres varios sin tener que renunciar a colocar una práctica mesa redonda en la estancia, improvisar una alacena elevada en altura ha resultado una útil y original solución.

mini apartamento de estilo nordico XII

Cómodidad en un baño mini

El color blanco y los sanitarios suspendidos fomentan la amplitud y hacen clara justicia a este baño de pequeñas dimensiones. Optar por todo tipo de accesorios colgantes favorece al mismo tiempo su funcionalidad, capacidad para almacenar y comodidad.

mini apartamento de estilo nordico XIII

Funcional recibidor

Si algo se hace necesario en este mini apartamento de estilo nórdico es la búsqueda de la practicidad en todos y cada uno de sus rincones. Mira cómo se ha resuelto el recibidor. Un original y sencillo módulo de almacenaje colgante con puerta de espejo acompañado de una barra que hace las veces de perchero junto a una balda inferior con la que poder olvidarnos de nuestros zapatos nada más cruzar la puerta de casa. Sin duda un conjunto ideal que alivia todas nuestras necesidades tanto al entrar como al salir de casa.

mini apartamento de estilo nordico XIV
Fuente: Stadshem

Espero que la visita realizada hoy te haya resultado tan práctica como clarificadora. Sin duda un claro ejemplo de que contar con poco espacio no tiene por qué hacernos renunciar a nuestro estilo decorativo favorito. ¿Te animas ahora con el estilo nórdico en tu mini apartamento?

Dejar respuesta