La cama colocada en el centro de la habitación es algo que encontramos habitualmente es catálogos de decoración y exposiciones. Sin embargo, es una idea que no solemos poner en práctica…

Lo cierto es que en determinados espacios, colocar la cama en el centro de la habitación puede ofrecer algunas ventajas interesantes, por ejemplo, nos permite aprovechar la pared para colocar otro tipo de mobiliario como repisas, armarios, etc. Además la parte trasera de la cama también se puede aprovechar, un aparador puede ser perfecto para tener una pequeña zona de estudio o trabajo en la habitación y también puede ser ideal para utilizarla como soporte para las lámparas de luz puntual dirigidas hacia la cama.

Si tienes una habitación que te permite poner en práctica esta idea puede ser una buena opción para lograr un mayor aprovechamiento del espacio y te ayude a conseguir una decoración original y diferente.

A través del siguiente vídeo puedes ver algunos consejos de IKEA para colocar la cama en el centro de la habitación.

Dejar respuesta