Diferente, original, divertida, ingeniosa… Así es esta idea que he encontrado:

Lámpara-regadera

Se trata de una lámpara que ha sido creada con una regadera de IKEA.

Para convertir la regadera en la original lámpara que ves en la imagen sólo ha sido necesario recortar la base, ajustar el sobrante para colocarlo a mitad de la regadera con un agujero a través del que poder pasar el cable y poder enroscar el portalámparas, pintar una franja en la parte inferior y recortar algunos cables de diferentes grosores de manera que parezcan flores.

Una idea sencilla, realmente original, con mucho encanto y económica. Es ideal para espacios juveniles o estancias en las que se apuesta mucho por el arte…

¿Te gusta?

Dejar respuesta