Con la llegada del buen tiempo nos gusta aprovechar los espacios exteriores. Para poder disfrutar todo el día del aire libre es necesario contar con elementos que nos proporcionen sombra como las pérgolas. Dependiendo del espacio que dispongas (balcón, terraza, jardín, patio…) funcionaran unas mejor que otras.

Ventajas de las pérgolas

Fuente: pinterest

Las pérgolas tienen muchas ventajas y es una de las estructuras exteriores más utilizadas para protegernos del sol, la lluvia y el viento.

  • A la hora de escoger un modelo concreto es fundamental conocer los diferentes tipos de pérgolas que hay en el mercado.
  • Hay una amplia gama de modelos, lo que supone una ventaja para escoger uno que se ajuste a tus gustos, necesidades y presupuesto.
  • Las pérgolas son una estructura que se utiliza en los espacios exteriores para proporcionar sombra. Muy necesaria en los meses estivales, ya que es muy importante protegerse del sol y poder disfrutar correctamente de la terraza o jardín.
  • Otra ventaja es que también se pueden utilizar en invierno, colocando una estufa.
Fuente: pinterest
  • Son elementos muy decorativos, podrás escoger entre distintos estilos y decantarte por el que mejor se adapte a la decoración de tu hogar.
  • Ayudan a delimitar una zona de la terraza con una función específica como un comedor de verano, un rincón chill out…

¿Dónde vas a ubicar la pérgola?


Fuente: pinterest

Antes de escoger una pérgola debes tener en cuenta algunos factores importantes como: para que la quieres exactamente, donde la vas a ubicar, el tamaño y los materiales más apropiados.

Es importante conocer la trayectoria del sol para asegurarte una cobertura óptima en los momentos de mayor radiación solar. Una vez sepas este dato, debes calcular la superficie que quieres que cubra.

Todos estos datos te ayudarán a hacer un presupuesto y decidirte por un sistema fijo, móvil, por un material (aluminio, madera, de obra, lona, cañizo).

Pérgolas de madera


Fuente: pinterest

Las pérgolas de madera aportar una calidez natural que no consiguen otros materiales por eso son una de las más demandadas. Puedes escoger entre diferentes estilo decorativos, desde diseños más clásico hasta modelos más varguardistas. Este material necesita unos cuidados y mantenimiento: cada dos años necesitan barnizarlas para protegerlas de la humedad, radiación solar, la lluvia y el viento. Para garantizar una buena estanqueidad frente a la luvia es conveniente cubrir la cubierta una tela asfáltica.

Pérgolas de cañizo y bambú

Fuente: pinterest

Este tipo de pérgolas otorgan un toque rústico y natural. Las coberturas de brezo y cañizo son una buena opción. Es una inversión económica pero tampoco te duraran tanto como otros materiales. Se recomienda utilizarlas en zonas poco lluviosas, ya que el cañizo no protege de la lluvia.


Fuente: pinterest

Otra opción es utilizar cañas de bambú como cobertura para dar sombra en la terraza o jardín. El bambú es una madera muy resistente y tiene una gran resistencia a la humedad. Hay que tratarlas de vez en cuando para nutrirlas. Le da a la terraza un toque  playero o tropical.

Pérgolas de policarbonato


Fuente: pinterest

El policarbonato es un material plástico muy resistente al calor, a la intemperie y tiene protección contra los rayos ultravioleta, es fácilmente moldeable y ligero.Tiene una larga vida, lo que ayudará a disminuir costes de mantenimiento.

Pérgolas con cobertura de lona

Fuente: metalurgiquesballester

En las pérgolas puedes escoger varios materiales: uno para la estructura y otro para la cubertura del techo. La lona es una de las opciones más clásicas y que cuenta con muchas prestaciones. Son capaces de bloquear hasta el 90% de los rayos uva. Cuanto más grueso bloqueará más la luz solar. Es recomendable escoger lonas acrílicas teñidas, ya que son muy resistentes y de sencilla limpieza. Otras opciones como el poliéster son menos resistentes a la incidencia solar. Los modelos microperforadas son también muy resistente a la intemperie.

Pérgolas de aluminio


Fuente: pinterest

El aluminio es un material muy resistente al desgaste y a la luz solar. No necesita mantenimiento y al ser tan ligero se monta y desmonta con mucha facilidad. Existen pérgolas de aluminio con diseños modernos y actuales que quedan bien en todos los espacios exteriores.

Pergolas bioclimáticas


Fuente: pinterest

Las pérgolas bioclimáticas son capaces de bloquear los rayos solares y permiten una ventilación ascendente consiguiendo refrescar el ambiente interior. Pueden proporcionar un cierre estanco cuando llueve o nieva. Se denominan bioclimática por cuentan con un sistema capaz de regular la temperatura, y la intensidad de la luz. Lo consiguen gracias a las lamas orientables, que se gradúan en diferentes ángulos hasta cerrarse completamente. Se pueden regular de manera manual o mecánicamente si disponen de un sistema motorizado.

Fuente: monkasa

Algunos modelos pueden incorporar iluminación, que puede estar integrada en las lamas o en la estructura. También existen pérgolas que integran calefactores, altavoces por Bluetooth…


Fuente: pinterest

Una novedad son las pérgolas bioclimáticas de lamas retráctiles que permiten la apertura total de la cubierta. Protegen del sol, la lluvia y del viento y su configuración se adapta perfectamente a todos los espacios exteriores.

Espero que te haya parecido interesante esta guía de las pérgolas que puedes encontrar en el mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here