Slow deco no es una tendencia puramente estética, es una filosofía de vida basada en la desaceleración para vivir plenamente el presente. Se trata de disfrutar de actividades que nos hagas felices y de desacelerar el ritmo diario. Para ello es necesario crear un entorno que nos aporte paz y tranquilidad. A continuación te mostramos la claves para vivir en una “casa slow” donde todo es armonía y calma.

Slow deco: espacios abiertos y funcionales

Fuente: pinterest
  • Para crear un entorno armónico y equilibrado es necesario una distribución espacial donde los espacios estén despejados para conseguir una circulación fluida y dinámica.
  • Slow deco fomenta la creación de ambientes donde se desarrollan diferentes actividades.
  • Espacios diáfanos con el menor número de separaciones. Por ejemplo es importante la conexión entre la cocina, comedor, salón para favorecer la relación entre los familiares o personas con las que convivas.
  • El orden es fundamental para transmitir la sensación de equilibrio y bienestar.

Puede interesarte leer: Decoración hygge: claves para conseguir un hogar feliz.

Potenciar la luz natural

Fuente: pinterest

Uno de los punto principales del estilo Slow deco es potenciar la iluminación natural.

  • Sabemos que luz solar es beneficiosa para nuestra salud y nos ayuda a crear un entorno más luminoso y agradable.
  • Es importante no obstaculizar la entrada de luz natural con mobiliario o divisiones.
  • Utiliza tejidos livianos para las cortinas o estores.
  • Los espejos situados en lugares estratégicos para reflejar la iluminación natural y ampliar visualmente el espacio.

Conexión con la naturaleza


Fuente: pinterest

Si tu casa cuenta con espacios exteriores es necesario aprovecharlos al máximo ahora que ha llegado el buen tiempo. Es el momento adecuado de renovarlos y convertirlos en tu lugar favorito de la casa. Llénalos de plantas y flores de temporada, añade unos cómodos muebles de exterior.

Apuesta por los colores claros

Fuente: noemelia

Para conseguir una decoración luminosa y relajante lo mejor es optar por colores neutros y tonos claros. El blanco, gris, beige y tonos tierras son muy apropiados. Lo más recomendables es utilizar las versiones más suaves de las tonalidades.

Los colores influyen de manera notable sobre nuestras emociones y estado de ánimo. Una técnica que ha evolucionado mucho es la cromoterapia, una terapia alternativa para curar problemas de ansiedad, depresión y estrés.

  • El blanco es el color de la pureza y luminosidad, aporta calma y serenidad.
  • El color verde tiene la capacidad de generar armonía. Además tiene la habilidad de tranquilizarnos tanto a nivel mental como físico.
  • Amarillo: Se asocia con la inteligencia, la creatividad y la rapidez mental. Es un fantástico antidepresivo.
  • Naranja. Este color ayuda a aumentar el optimismo y la confianza.

Materiales naturales y sostenibles

Fuente: pinterest

Slow deco apuesta por la sostenibilidad y la protección del medio ambiente. Es recomendable utilizar materiales sostenibles como la madera, el ladrillo, la piedra, pinturas ecológicas, barnices al agua.

En cuanto a los textiles decantate por el lino, el algodón, lana, yute y tejidos orgánicos, que son más saludables y minimizar la aparición de alergias.

Decora con plantas tu hogar

Fuente: pinterest

Las plantas son muy importantes a la hora de decorar tu casa, ya que dan un toque de color, purifican el aire y nos ayudan a relajarnos. Además son sumamente decorativas. Cuidar de ella se puede convertir en actividad muy relajante y agradable.

Son la mejor opción para embellecer la casa tanto por dentro como por fuera. Sobre todo en primavera que se muestran en su máximo esplendor. Tulipanes, jacintos, muscaris, narcisos viven ahora su mejor momento. Debes evitar las corrientes de aire y regarlas sin encharcarlas.

Crea una zona para un hobby

Fuente: pinterest

Durante estos días de confinamiento en casa por la pandemia del Covid-19 hay que agudizar el ingenio para estar activos. Busca un lugar donde puedas practicar tu hobby favorito con comodidad. Slow deco fomenta las actividades que nos gusten y nos hacen felices. Hobbies para estimular tu creatividad.

  • Hacer collages. ¿Te gustan recopilar fotografía y exponerlas de manera atractiva? Cuélgalas en un lienzo en blanco y después cuélgalas en cualquier estancia de la casa.
  • Pintar o hacer caligrafía estimulan la creatividad.
  • Cuidar tus plantas. Es un hobby muy relajante y se relaciona con la gastronomía y la decoración.
  • Cocinar. Atrévete a introducir platos exóticos en tus menús y sorprende a tu pareja o familiares con nuevos sabores.

Slow deco: crea un espacio para desconectar


Fuente: pinterest

Es importante disponer de un espacio para desconectar. Cada persona busca una vía de desconexión: meditación, yoga, lectura, sesiones de belleza… La tecnología es muy útil y nos hace la vida mucho más fácil, pero de vez en cuando hay que desconectar.

Crea un rincón para desconectar: un sillón, cojines junto al balcón…para disfrutar de la lectura o de la relajación. Sírvete de la iluminación para crear un clima adecuado. Las velas pueden aportar aromas sensoriales.

Puede interesarte: Claves para añadir el estilo Boho Chic a la decoración de tu casa.

¿Qué te ha parecido la tendencia decorativa Slow design? Inculpa esta filosofía de vida a tu hogar para conseguir una mayor calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here