Hace tan sólo algunos días hablábamos de espejos de IKEA y hoy quiero retomar el tema… Aunque, en esta ocasión no para mostraros algunos de los diseños de la tienda sueca, sino para ofreceros una original idea que os ayude a personalizar un espejo de IKEA.

La idea es darle un toque original al espejo y convertirlo en una pieza mucho más atractiva y para ello apenas es necesario el espejo, cucharas de madera, una pistola de silicona caliente y un rotulador.
El espejo utilizado es el modelo KOLJA de IKEA. Aunque, se trata de una idea que puedes poner en práctica con cualquier espejo.

Se trata de una manualidad muy sencilla, económica y nada tediosa que ofrece un resultado realmente impactante y espectacular.
Si quieres darle un toque original a tu espejo IKEA, no te pierdas el siguiente vídeo, en él te explican paso a paso y con detalle cómo hacerlo.

 

Dejar respuesta