En verano y época de vacaciones, las visitas y reuniones de familiares y amigos en casa, se hacen mucho más frecuentes… Y para esas ocasiones, resulta ideal contar con una zona específica en la que tener las bebidas. Una zona en la que incluso los propios invitados se puedan servir fácilmente. Un mueble-bar.

Por lo general, un mueble bar-, suele ocupar un gran espacio. Y lo cierto es que debido a ello muchas veces no es posible introducir uno en la decoración del hogar…

Hoy, te proponemos una original idea que te permitirá realizar un práctico mueble-bar que además ocupará muy poco espacio.

mueble-bar

Se trata de un mueble-bar realizado con dos repisas modelo BESTA de IKEA.

La idea es muy simple, sólo hay que unir las dos repisas enfrentadas con bisagras por uno de sus laterales. De esta forma el mueble se podrá abrir y cerrar fácilmente. Y las repisas, al contar con varios estantes, ofrecen un gran espacio de almacenaje para las copas, las botellas, etc.
Por el otro lado, es recomendable colocar algún sistema de cierre.

El resultado es un especie de armario ideal para convertirlo en un mueble-bar. Aunque también podría utilizarse para otras cosas.

Dejar respuesta