La cocina se ha convertido en una de las partes más importantes dentro de cualquier hogar. Hoy en día no solo se utiliza para cocinar, sino que muchas familias hacen vida dentro de ella. Por este motivo, es importante que contemos con una cocina que cumpla con todas nuestras necesidades. De no ser así, es normal que surja la necesidad de reformar la cocina y adaptarla a nuestro gusto. Cambiar la apariencia de esta parte de la casa, puede que no resulte todo lo sencillo que uno podría desear, debido a que son muchas las cosas a tener en cuenta. Desde los muebles, hasta el suelo sin olvidarnos de la iluminación. Por este motivo, lo más cómodo es acudir a Vip Reformas para conseguir presupuestos de empresas expertas en este tipo de reformas.

Pavimento a prueba de pisadas

Podemos empezar determinando el suelo que queremos colocar en esta parte de la casa. Recordar que la cocina suele tener mucho tránsito, por lo que es buena idea decantarse por suelos resistentes, que duren en el tiempo y que no sea demasiado “sucio”, es decir, que las pisadas no se noten al instante. De no ser así, estarás todo el día pasando la fregona. Aquí podemos optar por materiales como porcelánicos, gres, hidráulicos, vinílicos…, lo único que debemos tener en cuenta, es que sea colocado por un experto, ya que de no ser así, puede ocurrir que acaben rompiéndose.

Distribución de los muebles

El momento de la distribución de los muebles de la cocina es una decisión crítica. Aquí debemos jugar con el espacio que tenemos. Dependiendo de este los podremos colocar en forma de U, de L o tal vez colocar una isla en mitad de la cocina, en el caso de tener espacio suficiente. Una recomendación que os hacemos, es que antes de ir a cualquier tienda de muebles de cocina, midáis vuestro espacio y en una hoja en blanco hagáis la distribución que os gustaría tener. De esta forma, cuando habléis con el fabricante, os podrá orientar mejor para conseguir esa distribución que tanto os gusta.

Cambiar los azulejos de la cocina

Además de cambiar el suelo, cuando se lleva a cabo una reforma en la cocina, también se suele optar por cambiar los azulejos de las paredes. Aquí podemos jugar con varias tonalidades que nos ayuden a crear diferentes espacios. Por ejemplo, azulejos blancos para la zona donde cocinamos y algo más coloridos en aquella otra zona que utilizaremos para realizar otras tareas.

Iluminación adecuada

Además de contar con la iluminación cenital de la cocina, no te olvides de colocar algún punto de luz sobre las superficies de trabajo. Una moda que está muy de uso en la actualidad, es colocar tiras de luces LED bajo los muebles altos, que además de iluminar, aportan un toque moderno a la decoración. En el caso de tener una isla, es interesante colocar una o dos lámparas de techo sobre ella.

Encimera resistente

Además de los muebles, la encimera es nuestro campo de batalla. Es importante que la elijamos lo más resistente posible y que vaya a juego con los muebles. Debe ser capaz de aguantar cortes, abrasiones y líquidos de todo tipo, además de poder limpiarse con rapidez y facilidad. En este caso, nuestra recomendación es que apostéis por lo natural, como el mármol o el granito.

Electrodomésticos decorativos

Por último, es importante que prestemos atención a los electrodomésticos y elijamos aquellos que nos ayuden a crear un espacio bonito y funcional. Así que escoge campanas decorativas o frigoríficos de diseño acorde con el estilo de la cocina. Eso sí, recuerda que las modas son pasajeras, por lo que asegúrate de que lo que elijas te guste en el tiempo y no te canses enseguida.

¿Qué otros consejos daríais a nuestros lectores a la hora de reformar la cocina? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta