Gracias a la decoración nórdica podemos contar con salones pequeños y modernos que representen nuestro estilo y personalidad.

Hoy te mostraremos diferentes salones pequeños y modernos que pueden servir de fuente de inspiración a la hora de lograr el mejor estilo escandinavo o nórdico. Además, te contaremos los puntos claves para tener en cuenta en esta decoración.

Diferentes salones pequeños y modernos

Diferentes salones pequeños y modernos
Fuente. Real Simple

En este caso vemos uno de los ejemplos de los salones pequeños y modernos que se caracterizan por ser frescos y con un estilo ligero. Los colores claros y los materiales naturales son opciones ideales para este tipo de ambientes.

A pesar de ser un sitio con un espacio pequeño al colocar correctamente los muebles se consiguió un correcto equilibrio. Se utilizaron sillas de restauración, una mesa con una trama abierta y una pared en la que no existen los obstáculos son complementos ideales para estos salones pequeños y modernos.

Blanco sobre blanco

Diferentes salones pequeños y modernos
Fuente: Real simple

En caso más donde el blanco es protagonista de este espacio. A pesar de ser el blanco el protagonista vemos como, gracias a las distintas texturas, se puede conseguir la mejor decoración. El sofá está tapizado en un lienzo tosco, una manta de ganchillo y una alfombra muy bonita que le agrega profundidad a un ambiente monocromática.

Espejo como protagonista

Diferentes salones pequeños y modernos
Fuente. Freshome

Este espejo se ha vuelto protagonista en la decoración del pequeño salón. Además de los patrones que se mezclaron se agregaron toques alegres por el agregado de colores y el espejo circular que aporta profundidad.

Aprovechar los espacios

Diferentes salones pequeños y modernos
Fuente. Real simple

Saber ubicar los muebles de manera estratégica nos permitirá sacar el máximo provecho posible a los diferentes espacios, especialmente a los salones pequeños y modernos. En este caso vemos como una mesa de café de gran tamaño combina a la perfección con los diferentes sillones. En esta mesa, además de poder compartir un té o un café, se puede pasar un agradable momento con los más divertidos juegos de mesa.

La alegría del color

Diferentes salones pequeños y modernos
Fuente: Freshome

Un ejemplo más en donde los tonos claros se usaron para la decoración nórdica, en este caso, acompañados de los fuertes y alegres turquesas. Así se ha conseguido la mejor temática playera. Un ambiente con mucha luz para disfrutar a diario.

Salón contemporáneo

Diferentes salones pequeños y modernos
Fuente: HGTV

Uno de los salones pequeños y modernos desde donde se pueden disfrutar hermosas vistas. Los suelos de este salón están creados en bambú, el sofá cuenta con una estructura de acero curvada con una excelente tapicería de algodón y una mesa de café hecha de una sola pieza de reciclado.

Asientos sin apoya brazos

Diferentes salones pequeños y modernos
Fuente. Freshome

Estos modernos sillones son ideales para tener en cuenta a la hora de conseguir la mejor decoración moderna. El sofá tiene la ventaja de inclinarse hacia atrás para volverlo mucho más cómodo y con un poco de movimiento. La decoración se ha completado con una alfombra en tonos neutros, una lámpara de pie de líneas simples y un poco de color que es aportado por los cojines.

Un espacio para el trabajo

Diferentes salones pequeños y modernos
Fuente: Real Simple

En el salón de pequeñas dimensiones se ha incorporado una zona para poder trabajar. En el lugar se uso una silla de de escritorio tradicional que se ubico frente a un bonito escritorio.

Conseguir una decoración nórdica o escandinava no tiene que ser algo complicado ni imposible. Recordemos que el estilo nórdico o escandinavo tiene sus orígenes en países como Dinamarca, Suecia, Finlandia y Noruega. En estos países la iluminación y los elementos naturales son realmente importantes. Al tener una luz exterior escasa la iluminación interior de las viviendas es, necesariamente, muy clara. Además es un tipo de decoración que persigue lo funcional y lo práctico.

Un aspecto fundamental en este tipo de decoración es la simpleza de las lineas y de los muebles. Los buenos resultados se consiguen gracias a los ambientes con muy pocos adornos, muebles, en tonos claros y materiales naturales.

El blanco es, sin lugar a dudas, el color protagonista. Pensemos que al ser un estilo que persigue la gran iluminación interior los colores claros son importantes. El color blanco tiene la ventaja de poder multiplicar y reflejar la luz de la estancia, por eso debe ser tenido en cuenta para vestir las paredes, los techos, los pisos.

Otro punto clave es que este estilo permite la mezcla de los tiempos, es decir, se puede mezclar muebles modernos con elementos más antiguos, una forma de crear una mezcla perfecta. Los muebles que vayas a usar en estos ambientes no necesariamente deberán ser nuevos, pueden ser reciclados y restaurados, así se consigue un encanto muy especial.

Se puede colocar algunas pocas artesanías regionales, que representen el paisaje de la zona. Los colores neutrales le darán a la decoración un toque envejecido muy interesante. Esperamos que los ejemplos de los salones pequeños y modernos te hayan agradado y sirven para tener en cuenta algunos detalles a la hora de renovar o agregar detalles en la decoración nórdica.

Dejar respuesta