Se pone en marcha la campañaEl poder de la luz”, proyecto para combatir aquellos devastadores efectos en los campos de refugiados en Etiopía, Chad, Bangladesh y Jordania.

Se trata de instalar farolas de energía solar y lámparas para la iluminación interna de las tiendas de campaña. Esto provocará una mayor calidad de vida, haciendo de los campos un lugar más seguro en el que vivir.

La iniciativa viene dada por ACNUR, agencia de la ONU para los refugiados, y de la mano de Fundación IKEA. Este proyecto está basado en instalar una iluminación sostenible, además de ofrecer un servicio de calidad de vida.

image006Este proyecto viene ostentado por la iniciativa solidaria en la que, por cada bombilla LED que se venda en cualquier tienda de IKEA del mundo, ACNUR recibirá por parte de la Fundación IKEA 1 euro.

FUNDACIÓN IKEA

La fundación es el mayor socio de ACNUR, y los avances que se consigan serán gracias a esta iniciativa para mejorar la calidad de vida en los campos, y lo hará de una manera sostenible y eficiente, puesto que hablamos de energías renovables. La organización colabora con ACNUR desde 2010 para contribuir a la ayuda de las familias, la educación y el poder de proporcionar un refugio. Es más, en 2011 el copmromiso de la fundación fue donar 46,7 millones de euros para los 3 años siguientes, una financiación colosal.

El director general de la fundación Per Heggenes, afirma que la campaña proporcionará iluminación a las calles y hogares de manera que, ACNUR ayude a construir un mejor día a día para las familias.

“El poder de la luz” es el eslogan de este proyecto que nos hace pensar que, aquel diciembre de 1879 alguien hizo que se iluminara el mundo y hoy en día, por triste que sea y por mucho tiempo que haya pasado, aún encontramos circunstancias en las que no existe la iluminación en algunos hogares. Por eso, el poder de la luz es tiene gran peso en cuanto a nuestra calidad de vida.

131106 Ethiopia 2013, Dollo Ado, RefugeesFoto: Åsa Sjöström / Momentagency

Foto: Acnur

Dejar respuesta