Si estás pensando en darle un cambio de aires a tu casa y necesitas una solución rápida, barata y que aporte personalidad y calidez a tu decoración, los fotomurales son la solución para tus inquietudes.

Tanto por su económico precio como por sus vistosos resultados, decorar con fotomurales las paredes, electrodomésticos y muebles es una opción muy buena para cambiar por completo la decoración de una casa con un presupuesto ajustado.

 ¿Qué son los fotomurales?

Como sugiere su nombre, los fotomurales son reproducciones a gran escala de fotografías impresas en material adhesivo.

Son unos elementos de fácil y rápida colocación sobre cualquier superficie lisa y en el mercado existen actualmente múltiples temáticas de fotomurales, con un amplio abanico de medidas disponibles, con los que es posible conseguir resultados muy atractivos con una inversión mínima.

El mundo de posibilidades de los fotomurales

Ya sea para paredes, ventanas y puertas o cabeceros de cama, para la cocina, los baños o el salón, para poner en forma de cenefas adhesivas, en azulejos o sobre electrodomésticos o muebles, existen fotomurales y vinilos decorativos que permiten renovar la identidad de tu hogar sin importar el estilo por el que apuestes.

El amplio catálogo de fotomurales existente en el mercado es perfecto para crear ambientes acogedores y originales sin tener que realizar obras ni grandes desembolsos y pueden encontrarse temas, motivos y tamaños para todos los gustos: desde el minimalismo del arte abstracto al ambiente sereno de espectaculares paisajes naturales, de la modernidad dinámica de los ambientes urbanos a joviales frases motivacionales, de texturas rústicas a estampados exóticos, de  recreaciones de escenas de películas a sencillos ornamentos monocromáticos…

Para los más pequeños también existe un mar de posibilidades y pueden gozar también de una decoración divertida gracias a la colección de fotomurales infantiles pensados para estimular la imaginación y la creatividad, a través de simpáticos dibujos e ilustraciones adaptados a cada etapa de su desarrollo.

Quienes deseen conseguir amplitud y no pueden o no quieren tirar tabiques, los fotomurales en 3D, diseñados con el fin de crear un efecto de profundidad, también son una alternativa muy atractiva.

Como podéis ver, las posibilidades son tan grandes como la imaginación y si no encuentras el que buscas siempre puedes encargar un fotomural personalizado, con una fotografía propia o comprada; sólo tendrás que decidir las medidas de tu fotografía favorita, el acabado y si quieres incluir en ella un mensaje elegir también la tipografía y el color.

Además de todas estas posibilidades, los fotomurales no estropean la superficie sobre la que se pegan. Tampoco necesitan cuidados especiales, por lo que para mantenerlos relucientes como el primer día bastará con una limpieza suave con un paño.

Como veis, los fotomurales nos ofrecen amplias posibilidades de decoración, tanto si te gustan las imágenes de ciudades, como las fotografías de paisajes o la armonía del estilo lagom puedes encontrar en ellos una excelente manera de cambiar la decoración de tu casa, son los aliados perfectos para una transformación rápida de tu hogar con un presupuesto ajustado.

Dejar respuesta