Son el complemento perfecto de la época estival para disfrutar de un momento de relax y tranquilidad. No es necesario que tengan un gran espacio exterior ya que existen modelos que puedes colocar en cualquier rincón de tu casa. A continuación, te mostramos hamacas de verano con las que disfrutar del buen tiempo por poco dinero.

¿De dónde vienen las hamacas de verano?

Hamacas de verano en el porche
Fuente: style-files

Su origen viene de los indios de América central y del sur. Estos las denominaban la cuna de los dioses. Se realizaban con la corteza del árbol de Hamack, de ahí viene su nombre “hamaca”. Cristóbal Colón las descubrió en la Bahamas y quedó muy sorprendido de que la gente durmiera colgados de los árboles. La trajo a Europa y fue muy apreciado sobre todo por los marineros. Con el paso de los años, se han ido popularizando y en la actualidad, las hamacas de verano son una tendencia que arrasa.

Ventajas de adquirir una hamaca

Hamacas de verano en el jardín
Fuente: homedit

Si no has probado nunca a dormir una siesta en una hamaca, no puedes dejar de probarlo, ya que aporta numerosos beneficios.

  • Te ayuda a conciliar el sueño más rápido. Los vaivenes generan un ritmo natural, beneficioso para la relajación.
  • Conseguirás un sueño más profundo y por lo tanto descansar mejor.
  • No genera ningún punto de presión.
  • Son beneficiosas para la salud, debido a la posición que mejora la respiración y la circulación sanguínea.
  • Si encuentras la hamaca adecuada, conseguirás disfrutar de memorables siestas y disfrutar del aire libre.

Perfectas para jardines, porches y terrazas

Hamacas de verano entre pinares
Fuente: deco puntosuspensivo

Aportan a la decoración exterior un punto original y particular. Son piezas especialmente atractivas, que con el movimiento suave que ofrecen, añaden un encanto especial al ambiente.

Su instalación es muy sencilla; solo necesitas tener un estructura lo suficiente fuerte para colgarlas, en el jardín, en un porche, entre dos árboles… Estas piezas no ocupan mucho espacio. Una de sus ventajas es que, una vez que se acaba el buen tiempo, las puedes quitar y guardar.

No solo son para los espacios exteriores

Hamacas de verano en el interior
Fuente: cherry pickings

No es necesario que haga buen tiempo para que puedas disfrutar de una hamaca en el interior de tu casa. Hasta no hace mucho tiempo, prevalecía la idea que solo eran para los jardines y terraza y espacios exteriores.

No solo te va reportar un lugar de descanso y relax sino que dará a la decoración de la estancia un toque único y original. Podrás crearte tu rincón favorito, donde poder un leer libro con tranquilidad, o echar una cabezadita.

Hamacas de verano en casa
Fuente: mondodesign

Para la temporada de frío, las puedes vestir con cojines y mantas. Coloca una alfombra debajo o unos pufs y crearas una preciosa zona de estilo bohemio.

Es una pieza ligera y versátil, que combina con todos los estilo decorativo: ambientes nórdicos, vintages, minimalistas, etc.

Tipos de hamacas

Hamacas de verano de colores
Fuente: liveinternet

Son un recurso perfecto para disfrutar del aire libre. Puedes encontrar hamacas de verano de diferentes materiales.

  • Tejidas en red con algodón cáñamo o pita, se llaman de tipo maya. Respetan el color natural del material.
  • Realizadas con fibras de poliéster. Se utiliza principalmente el polipropileno.
  • Hamacas con materiales naturales.
Hamacas de verano para dormitorios infantiles
Fuente: .parabebes
  • Existen modelos tipo columpio o sillas colgantes, que son perfectos para los dormitorios infantiles, salón…
Hamacas de verano acolchadas
Fuente: afamily
  • En tela, puedes encontrar modelos acolchados realmente cómodos.
  • Para hacerlas más confortables coloca cojines, colchones o plaids. Añadirán un toque de alegría y de color.
  • Es una pieza perfecta para disfrutar tanto en exteriores como en interiores.
  • Solo tiene que encontrar el modelo que mejor se adapte a tus espacios y presupuesto.

¿Cómo instalar hamacas?

Hamacas de verano en terrazas
Fuente: pomyslydekoracyjne

Si tienes una terraza o espacio exterior que no demasiado grande, no supone ningún obstáculo para colocarla. Con tener una pared enfrente de otra es suficiente. Instala unos soportes en cada una de las paredes y la cuelga. Cuando la necesitas las puedes descolgar fácilmente. También la puedes anclar a la barandilla, tienes que asegurarte de que esté bien anclada al suelo.

Es importante que la pared pueda soportar como mínimo 100 kg de peso. Por lo que solo podréis instalarla en una pared gruesa, no en un tabique.

Hamacas de verano con soporte de pie
Fuente: 9to5toys

Si no puedes instalarla en las paredes, puedes decantarte por los modelos con una estructura de pie. Son igual de cómodas que las hamacas colgantes y fáciles de trasladar. También tienes la opción de instalarla en el techo, según el modelo.

Consejos que debes tener en cuenta a la hora de colocarlas

Hamacas de verano en la playa
Fuente: onedio
  • Es importante que no entorpezca el paso y dispongas del espacio suficiente para balancearse.
  • Los ganchos como las conexiones tienen que ser resistentes.
  • La altura recomendada para colocarlos en la pared es de 2.5 metros. Deja un espacio de 50 cm del suelo, para que puedas bajar fácilmente de las hamacas de verano.

¿Qué te han parecido las hamacas de verano? Como has podido comprobar es un elemento muy especial y versátil. Lo puedes colocar en el exterior, en el salón, en el dormitorio, en una terraza… ¡No lo dudes, hazte con una este verano!

1 Comentario

Dejar respuesta