Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con una estupenda idea para un centro de mesa de lo más romántico.

Si tienes una cena especial o simplemente porque te encanta dar romanticismo, a tus ambientes, esta idea es perfecta para llegar a este objetivo.

Fácilmente puedes escoger cualquier tipo de jarrón o vaso para realizar un centro de mesa romántico.

centro de mesa

Pero lo suyo es tener claro qué deseamos y cuánto de recargado queremos que sea el ambiente. Particularmente me gustan las decoraciones sencillas, cuando se trata de ambientes románticos.

Es fácil conseguir jarrones o frascos de vidrio, muy económicos, en tiendas como Ikea. Con pocos euros, lograremos un lugar de lo más romántico.

Como he dicho antes, me encanta el romanticismo.. pero en la decoración no me gusta llevar al límite colores como el rosa o el color rojo y lleno de flores por todos sitios.

En cambio, en la imagen que vemos, la decoración es sencilla.. pero sin perder ese romanticismo que buscamos.

Un estupendo jarrón rectangular de la serie Rektangel, siendo una pieza ideal para comenzar la con el centro de mesa. Dentro del mismo añadimos un poco de agua y media aspirina.

Lo último que he mencionado sirve para que las plantas duren mucho más tiempo frescas.

Hablando de plantas, rellena con las que más te gusten y combinen con la decoración.. además si son reales podrás cortarlas tu mismo con la longitud que te permita el recipiente.

Lo suyo es que el tallo lo cortes de manera diagonal, así podrá coger más agua la planta y durará más tiempo aún.

Aderezando este hermoso centro de mesa, vemos unas deliciosas copas de cristal. Dentro de ellas, en vez de líquido hay servidas dos pequeñas velas en color blanco.

Unos ingredientes perfectos para dar un toque de romanticismo a cualquier mesa. Todo con elementos conseguidos en Ikea, a precios de escándalo.

foto:  Ikea

Dejar respuesta