Son muchos los que disfrutan, mantienen la costumbre o simplemente prefieren comer en la cocina. Bien sea por comodidad, por proximidad o por agilizar el ajetreado día a día, lo cierto es que por desgracia y debido a la falta de espacio, no en todos los hogares resulta igual de fácil instaurar una zona para comer en la cocina, si es que te apetece contar con ella.

Pequeñas dimensiones, estrechas o de complicadas formas son las primeras que solemos desestimar a la hora de intentar contar con una zona para comer en la cocina. Pero después del post de hoy estoy segura de que volverás a considerar la opción, y es que voy a mostrarte unos cuantos ejemplos para resolver estas zonas en pequeñas cocinas. Te sorprenderás al ver lo que un pequeño y a priori escaso espacio puede dar de sí. ¡Toma nota que comenzamos!

zona para comer en la cocina I
Fuente: Kireei

Cocinas de escasa dimensión

Si tu problema a la hora de decorar la cocina no son las formas complicadas, si no que no cuentas con espacio, optar por mobiliario plegable o de inferior dimensión a la instaurada para mesas de comedor,  te resultará una estupenda opción. Es muy fácil encontrar en el mercado  infinidad de modelos de mobiliario que respondan a estas características.

zona para comer en la cocina II
Fuente: Nicety

Hay mesas plegables con las que podrás elegir si despliegas un ala, las dos, o la mantienes cerrada simulando la apariencia de una pequeña consola de unos 15-20 cms de profundidad. Del mismo modo hay otras que sin ser plegables, poseen una anchura de entre 60 y 70 cms que podrás pegar a la pared una vez termines de usarlas.

zona para comer en la cocina IV
Fuente: Mueble sueco

 Cocinas estrechas

Si tu cocina presenta una forma estrecha y alargada y sois uno o dos en casa, instaurar una zona para comer en la cocina mediante una encimera a modo de barra resultará una opción la mar de cómoda y funcional. Ten en cuenta que habrá de tener una altura adecuada para poder usarla empleando taburetes que al mismo tiempo puedas guardar debajo ocupando así el mínimo espacio posible cuando no la estés usando.

zona para comer en la cocina V
Fuente: Decoratrix

Cocinas estrechas en las que pueda comer toda la familia

Observa muy bien la imagen que a continuación te muestro porque contiene y explica visualmente la clave para poder comer con toda tu familia si es que tienes una cocina estrecha. Lo primero que tendrás que tener en cuenta es que mesa y sillas han de poder conformar un conjunto compacto si así lo requieres. Fíjate en la imagen. Al lado izquierdo tenemos un banco pegado a la pared. Al mismo tiempo la base de la mesa presenta forma de cruceta. Y al lado derecho dos sillas Eames que encajan a la perfección bajo la mesa sin que su estructura las interrumpa. De querer aprovechar el espacio al máximo cuando no se esté usando la mesa, no habrá más que empujar mesa y sillas hacia la pared quedando todo bajo la mesa.

zona para comer en la cocina III
Fuente: Miv Interiores

Mobiliario plegable

Con mobiliario completamente plegable podrás dar forma a una original zona para comer en la cocina sin dejar ni rastro de ella una vez hallas terminado. Del mismo modo si utilizas también sillas plegables podrás guardarlas en cualquier rincón o colgarlas de la pared dando lugar a una graciosa composición que nada te estorbará a la vista.

zona para comer en la cocina VII
Fuente: Cocinas con encanto

Observa la imagen inferior. Muestra una mesa plegable de un ala atornillada a la pared que hace las veces de repisa cuando no la estemos utilizando. Al lado, dos sillas plegables colgadas. Una ligera y pequeña composición que nos permitirá gozar del espacio libre de la cocina hasta la hora de comer 😉

zona para comer en la cocina XI
Fuente: Mueble sueco

Las sillas bajo la mesa

Si el espacio en tu cocina te permite introducir una mesa convencional, escoger bien las sillas que la acompañen será determinante a la hora de aprovechar el espacio restante. Ten presente que las sillas deben poder entrar bajo la mesa hasta el respaldo sin problemas de espacio ni obstáculos de ningún tipo. De ese modo conseguirás que el único espacio que estés ocupando cuando no uses esta zona comedor sea el que ocupa la mesa y no más.

zona para comer en la cocina VIII
Fuente: Habitissimo

Juega con la dimensión de tu encimera

Prolongar la encimera puede ser otra buena opción para dar forma a una zona para comer en la cocina si así lo preferimos o no contamos con el espacio suficiente como para introducir una mesa. Observa la original solución que se ha llevado a cabo en la imagen que a continuación te muestro. ¿Qué te parece?

zona para comer en la cocina IX
Fuente: Habitissimo

En la siguiente imagen y debido a las formas de la cocina, se ha optado por aumentar las dimensiones de la encimera creciendo en anchura. Hacerla volar la distancia suficiente como para poder introducir las piernas debajo cómodamente basta para dar forma a una zona para comer en la cocina ¿no crees?

zona para comer en la cocina X
Fuente: Abitare decoración

¿Sigues pensando que resulta imposible introducir una zona para comer en tu pequeña cocina? Lleva a cabo alguna de estas ideas ¡y comparte con nosotros el resultado!

Dejar respuesta