Ayer te enseñé un modelo de vestidor de Ikea que simplemente me encantó con verlo y sueño con tenerlo exactamente igual porque todos lo necesario para tenerlo lo podrás encontrar en Ikea y además a precios increíbles. Pero hoy quiero hablarte de otro aspecto que me parece fundamental para que los vestidores estén completos, me refiero a los espejos. ¿Qué sería un vestidor sin un espejo en el cual mirarte y comprobar que estás perfecta para salir? ¡O varios de ellos! ¡Cuantos más mejor!

Además los espejos no sólo te ayudan a ver tu reflejo y comprobar que vas estupenda, también son grandes ampliadores del ambiente porque gracias al reflejo que proporcionan de la luz que se proyecta de la ventana (por eso es mejor ponerlos siempre delante de una o de una puerta) parecerá que la estancia es aún más grande de lo que ya es creando un efecto visual de amplitud genial y por si fuera poco también te ayudan a repartir mejor y de forma más equilibrada la luz natural que entra desde el exterior.

vestidor1

Esta fotografía es una parte del estupendo vestidor del que te hablé ayer pero creo que es importante que te lo enseñe para que puedas comprobar por ti mismo/a la importancia de los espejos en un vestidor. Además en este caso no sólo tienes uno, sino que tienes varios de ellos y todos cumplen una función muy importante, por lo que estoy empezando a pensar que el número tres en espejos es el número ideal.

¿Por qué te digo que pienso que el tres es el número ideal en espejos? Pues sencillamente porque si te fijas, el grande con el marco gris / blanco es ideal para verte en el cuerpo en entero, el que tiene al lado con el marco negro es ideal para poder mirar cómo te quedan los zapatos con lo que llevas puesto (como en las tiendas de calzados) y el tercero que está justo encima del que te acabo de mencionar es ideal para poder ver tu rostro recién maquillado en el tocador de la estancia.

¡Y por si fuera poco puedes poner tus zapatos en una vitrina para poder contemplarlos! Y la idea de los sombreros colgados también me ha encantado… ¡no hay nada en este vestidor que no me guste! ¿Y a ti qué te parecen los espejos de este vestidor?

Dejar respuesta