La caja de la luz es algo que encontramos en todas las casas y en todas resulta muy antiestético.

Probablemente ya has visto en alguna ocasión la idea de ocultar la caja de la luz tras una caja más bonita, que ofrezca una estética más adecuada al resto de la decoración y a la vez la oculte. Sin embargo, no siempre es fácil encontrar una caja adecuada y que cuente con las medidas que requiere la caja de luz… En ese caso, siempre queda la posibilidad de que la hagas tú mismo/a y puedes hacerlo de manera sencilla con algunos elementos de IKEA.

Aquí tienes un ejemplo de cómo podría quedar:

cuadro

Esa bonita caja oculta tras de sí una caja de luz y está realizada con marcos modelos RIBBA de IKEA.

cuadros de luz

Se han unido con bisagras los dos marcos RIBBA utilizados. El marco que queda en la pared se ha dejado tan cual, abierto; mientras que el que queda a la vista, se le ha pegado una fina chapa a la que se le ha pegado un papel con  una bonita imagen, de esta manera, más que una caja parece un auténtico cuadro que decora la pared.

Es una solución fácil y muy económica, ¿te animas a ponerla en práctica?

Vía: Piratas de IKEA

Dejar respuesta