¿Por qué es importante tener un buen sofá?

En el hogar, la oficina y cualquier otro sitio los sofás son importantes porque permiten sentarse a descansar de manera cómoda, pero también representan el punto central de toda decoración. En muchos casos se diseña o arregla el resto de la estancia en torno al sofá y su estilo.

En el mercado, los diversos negocios de ventas de sofá, bien sea online o en tienda física poseen modelos y estilos tan variados que van desde los más clásicos hasta los más modernos y para todo tipo de salón o habitación.

¿Qué es un sofá chaise longue?

Chaise longue significa en inglés asiento largo y eso es exactamente un sofá chaise longue. Es decir, son los que poseen un asiento que se prolonga mucho más para que una persona pueda recostarse y subir las piernas y pies.

Resultan extremadamente cómodos para salones de todo tipo, para leer, ver televisión o tomarse un té o una copa tras un largo día de trabajo. Vienen en muchísimos colores y tapizados diversos y son ideales como sofás rinconeros porque tienen forma de L que calza perfectamente en las esquinas.

Este tipo de sofás por lo general no ameritan otro sofá en la habitación. Se puede agregar un par de butacas si se necesita espacio extra para sentarse, pero solos con una mesa de centro o mesa ratona dan estilo y personalidad a cualquier habitación.

Ventajas de tener un sofá chaise longue

Los beneficios de tener un sofá chaise longue o un sofá rinconera son múltiples:

Versatilidad de usos: son muy útiles para leer, ver televisión, hacer una siesta e incluso, servir de cama a algún invitado imprevisto que necesite quedarse a dormir.

Decorativos: al haber gran cantidad de diseños, tamaños, colores, texturas y estilos se adaptan a cualquier proyecto de decoración, siendo el punto central de todo el salón. Su practicidad hace que pueda ser el único mueble para sentarse en toda la estancia que no se verá vacía o le faltará otro elemento. Esto debido a su forma de L o por ser sofá esquinero.

Funcionales: algunos modelos vienen con arcones o cajones en la parte de abajo que permiten almacenar o guardar objetos, por lo que son extremadamente útiles en pisos o casas en los que haya que aprovechar el espacio.

Propicios para el relax: como tiene una extensión especial para recostarse de cuerpo entero, son ideales para el descanso. Algunos modelos vienen con mecanismos para recostarse o sistema de vibración y masaje y son los mejores para reposar y decir adiós al estrés.

Son elegantes y decorativos: al ocupar una esquina y dos paredes, suelen vestir muy bien una habitación y añadir personalidad a la decoración. No ameritan más muebles para sentarse porque en sí mismos, son el juego completo que necesita cualquier estancia. Pero, se pueden complementar con butacas y pufs.

¿Cómo elegir un sofá chaise longue?

Antes de comprar un sofá chaise longue hay que tomar en cuenta varios factores:

El Tamaño: lo primero es conocer el espacio disponible donde irá el sofá. Para esto hay que medir el espacio en forma de L donde se le ubicará una vez comprado. Además hay que ver si la parte en la que irán las piernas será la de la derecha o la de la izquierda y si se adapta a donde se le quiere colocar.

La Funcionalidad: si se desea para una casa u oficina que amerita espacio para guardar cosas, lo ideal es elegir el que ofrece cajones o baúles, pues son mucho más prácticos.

Los textiles: sofás chaise longue los hay de cuero, sintéticos y muchísimos tipos de textiles. Se debe considerar cuál elegir en función del uso que se le dará. En casa con niños o mascotas o sitios con mucho tráfico de personas como oficinas o salas de espera convienen los de material impermeable que permiten lavarse o limpiarse con facilidad.

Personalizar el sofá: estos muebles permiten gran versatilidad en decoración, con cojines, mantas, butacas o pufs que les hagan juego. Esto hará de cualquier espacio uno único y a la medida de quien lo usa.

Ir arriba