Los cojines tienen mucha más importancia de lo que realmente algunos creen, y juegan un papel fundamental, pudiendo funcionar tanto de elemento estético para ayudar a la decoración de ambientes, como elemento práctico ya que sirve de apoyo y ayuda a conseguir confort.

Si contáis en casa con un espacio vacío, un rincón que no sabéis para qué utilizarlo, os sorprenderéis cuando os diga que podéis crear una zona Chil Out de manera muy sencilla. Solamente necesitaremos una superficie blanda, como un colchón, colcha o edredón y una gran cantidad de cojines de diferentes formas, colores, texturas y estampados.

Los cojines les colocaremos rodeando la pared, para que sirvan de respaldo cuando estemos sentados. También podrán servir de almohada para tumbarnos, y si tenéis invitados y no tenéis dormitorios  para ellos, este espacio os sacará de un apuro.

En especial si vivís en un piso alto en la gran ciudad, y estáis hartos del estrés diario y de las largas jornadas laborales, este espacio convertido en una zona de relax será ideal para que te tranquilices y dejes atrás los problemas, desconectando del mundo y sentándote al ras del suelo, conectando cuerpo y mente.  Además si encendéis velas la luz tenue que desprenden hará que el espacio sea más acogedor y tranquilo, y si colocáis incienso con aromas agradables, todo ello acompañado de una música Zen y relajante ¡conseguiréis una auténtica zona Chil Out!

Fuente: architectureinspiration.tumblr.com
Fuente: architectureinspiration.tumblr.com

 

Otra maravillosa opción es reunir en esa zona a tus amigos, en un ambiente distendido y relajado, para que os divirtáis compartiendo momentos especiales.

Si os gusta la lectura, este rincón será tu preferido. Apoyaros en los cojines y dejaros llevar a un mundo mágico. ¡Dsifrutarás de una sensación única de confort!

Podéis llegar a crear espacios únicos y especiales, ya que los cojines pueden llegar a transformar espacios que ni pensabas que podían llegar a tener uso.

¿Qué os parece esta idea?

Dejar respuesta