La iluminación es una de las partes más importantes de cualquier decoración. Y como consecuencia las lámparas también lo son, ya que no sólo determinan el tipo de luz y la cantidad de la misma en la estancia que decoran, sino que además son un elemento con mucho peso a nivel visual, un elemento capaz de definir el estilo de toda la estancia.

Muchas son las lámparas de IKEA que os hemos mostrado en muchas ocasiones. Y lo cierto es que la tienda sueca cuenta con una gran variedad de diseños en lámparas. Pero esta vez os vamos a hablar de cómo hacer de un elemento que no es una lámpara, pero que a pesar de ello se puede convertir fácilmente en una original lámpara.

Ese elemento del que hablamos es un elemento de IKEA, se trata de un centro de mesa. Un sencillo centro de mesa de metal, el bol TRADIG de IKEA.

Si te fijas en la imagen que ilustra este  post, lo único que se ha hecho es pintar el bol del color desead, en este caso negro ya que originalmente es blanco, y añadir un portalámparas y una bombilla.

Así de fácil es crear un original lámpara sin necesidad de invertir demasiado dinero en ella, el centro decorativo TRADIG cuesta sólo 19,99  euros.

Dejar respuesta