Resulta que has cambiado el color de las paredes de una habitación y esos muebles tan chulos que compraste en Ikea ya no quedan tan bien, ¿qué haces? ¿Comprar otros? la respuesta es NO. En este artículo te doy 4 formas de renovar tus muebles de Ikea.

De por sí, tienes varias opciones para cambiar el aspecto de los muebles sin mancharte las manos, como por ejemplo cambiando pomos, empapelando o entelando, «tuneando» con papel o poniendo un espejo encima, pero si lo tuyo son el barniz y la pintura, tienes estas opciones:

  1. Mueble de madera natural de Ikea

Para pintar o barnizar estos muebles puedes usar un barniz incoloro para dar protección y brillo a la madera de manera natural. Tienes dos opciones:

  • Barnizar sobre el barniz original: puedes usar tonos más oscuros para adaptar el mueble a otra decoración.
  • Pintar sobre el barniz: las opciones de colores son ilimitadas.

En cualquiera de los dos casos la capa previa de barniz te servirá de base, eso si, antes de ponerte a ello lija con un poco de lana de acero fina.

Mueble de madera natural

  1. Muebles Ikea ya pintados

Si quieres volver a pintar un mueble de Ikea que ya está pintado te recomendamos tres opciones, eso sí, antes de nada lija ligeramente y retira todo el polvo con un paño para facilitar la fijación del producto.

  • Una mano de imprimación para sellar el poro de la madera y dejar una capa uniforme antes de pintar.
  • Utilizar una pintura polivalente (también llamada «todo en uno») este producto no necesita una mano previa de imprimación, pero es necesario aplicar dos capas como mínimo.
  • Utilizar una pintura del tipo Chalk paint: este tipo tampoco necesita imprimación y su acabado es similar al estilo francés, rústico y suave dejando la sensación de tiza (próximamente hablaremos de este tipo de pintura).Mueble ya pintado
  1. Muebles de material plástico

Si el mueble que vas a cambiar el aspecto es de algún acabado plástico o de melamina tendrás que recurrir a la imprimación obligatoriamente (incluso si vas a usar pintura Chalk paint), porque al tratarse de materiales no porosos no va a haber forma de que la pintura entre mejor. Una vez imprimado puedes pintar normalmente.

Plástico

  1. Mueble metálico de Ikea

Si vas a pintar un mueble metálico como un cabecero de cama, literas, muebles de interior o exterior será mucho más fácil que con los de madera. Límpialos con agua jabonosa y sécalo totalmente, luego aplica una mano de imprimación y pinta del color elegido. Que no se te olvide lijar entre capas.

Consejo: los muebles de hierro y metal quedan con un acabado genial, no tengas miedo a arriesgar con los colores llamativos, son tendencia.

Como último consejo no olvides lijar entre capas y elegir materiales de calidad con base de agua o acrílicos, ya que son más fáciles de trabajar y de limpiar que los de base sintética.

Metal

¿Ya has decidido el nuevo aspecto para tus muebles?

Fuente. About

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here