5 aspectos importantes a tener en cuenta si te gusta la decoración oriental

Cada vez es más habitual que la hora de decorar un hogar se busquen nuevos estilos decorativos que rompan con lo tradicional. La búsqueda de lo exótico, la mezcla de culturas y el contraste de materiales suele ser una de las principales tendencias dentro del mundo de la decoración en la actualidad. En este sentido, un estilo que viene pisando fuerte en los últimos años es la decoración oriental. Se trata de un estilo que recibe mucha influencia de Japón, China u otros países del continente asiático y que destaca por lo fácil que puede resultar dar un toque oriental a cualquier estancia del hogar.

A la hora de apostar por la decoración oriental, no hace falta llenar todo de muebles u elementos típicos de aquellos países, sino que es suficiente con utilizar ciertos elementos, como pueden ser los paneles japoneses, cuadros con motivos orientales o las camas tatami.

En el caso de que estés pensando en la decoración oriental para tu hogar, hoy queremos compartir con todos vosotros algunas claves que no podéis olvidar y que son fundamentales. Sigue leyendo y descubre de qué se trata.

Colores de la decoración asiática

Lo primero que debemos tener presente en cualquier estilo decorativo, es su paleta de colores predominante. Gracias a ellos se consigue el efecto de trasladarse a esos países orientales que tanto nos pueden atraer. En este sentido, el rojo y el negro suelen ser dos de los colores más utilizados, aunque siempre se pueden combinar con otras tonalidades como pueden ser el ocre, los tonos naranjas o el azul para textiles.

Mobiliario estilo oriental

Si nos centramos en el mobiliario que suelen disponer en esos países, lo más habitual suelen ser mobiliario bajo. No hay que olvidar que en estos países es común hacer mucha vida social y familiar entorno al suelo, de ahí el tamaño de los muebles. En nuestro caso, que tenemos otras costumbres, no es necesario que basarnos en ese tipo de altura, pero si colocar ciertos elementos que nos evoque a ello.

Materiales de estilo oriental

Pasamos ahora a hablar de los materiales, otro punto importante dentro de cualquier estilo decorativo. En el caso de la decoración oriental, los materiales naturales suelen ser los que marcan el camino, pero siempre bajo líneas sencillas. De esta forma, es habitual encontrarse muebles y otros elementos donde el papel, bambú o el ratán tiene mucho peso.

Sencillez y orden

Seguro que te habrás fijado en películas o series, que los hogares orientales se caracterizan por el orden y la limpieza. Es difícil concebir uno de estos hogares donde el caos reine. En nuestro caso, deberíamos apostar por la sencillez y la practicidad, dejando de lado los ambientes recargados de objetos que al final no se utilizan para nada. Partiendo de la premisa de que los colores de la decoración asiática cuentan con bastantes partes llamativas, sería un error combinar este estilo en espacios agresivos.

La naturaleza siempre presente

Apostar por elementos naturales para decorar viene siendo una tendencia cada vez más habitual en cualquier estilo decorativo. Con esto queremos decir, que siempre es necesario reservar un espacio para colocar alguna planta natural que se encargue de aportar color y vida a esa zona de la casa.

¿Qué otras claves pensáis que son importantes a la hora de una decoración oriental? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Ir arriba