Renovar una mesa LACK es muy sencillo. Además hay muchísimas formas de hacerlo. Aquí te dejo cinco posibilidades u opciones que puedes tener en cuenta. Pero recuerda que hay muchas formas más, de darle un nuevo aspecto. Para comenzar he de decir que este tipo de mesa auxiliar, la puedes encontrar en Ikea a un precio de lo más económico.

Este tipo de superficie, las puedes encontrar en diferentes tamaños. De esta manera son perfectas para decorar diferentes espacios tanto como mesa auxiliar o mesa para el salón, aunque no sea muy grande. Las más pequeñas las puedes utilizar para ponerlas en espacios infantiles. Como te he dicho estas superficies son económicas y, además, renovar una mesa LACK es muy fácil ¿Quieres saber cómo?

mesas
Fuente: babrzkr

5 Ideas para renovar una mesa LACK

1. Pintarlas. Es lo más rápido y económico, sobretodo si te ha sobrado pintura de otras cosas. Pinta la superficie y las patas. Escoge los colores que quieras, puede ser todo de un mismo tono o bien incluir varios colores. Dependiendo el lugar donde quieras ubicarla y el estilo que quieras dar, puedes pintarla como quieras. Con colores plantos, a rayas. Incluso puedes dibujar en la superficie algo que te guste.

2. Utilizar cuerda. La cuerda rústica me encanta. Hazte con una cuerda rústica que te guste, más o menos gruesa… pero procura que no se deshaga. Luego con un poco de pegamento, ve enrollando y fijando la cuerda por las patas o incluso en la superficie. Las patas pueden ir o no, enrolladas hasta la mitad o enteras. En la superficie incluso, puedes poner la cuerda de diferentes formas (circular, rectangular, en esperial…) y luego pegarla. Por último añade un cristal.

3. Pintura de pizarra. Es una idea que me encanta para los más pequeños de la casa. Pinta la superficie con pintura de pizarra. Deja secar y se convertirá en eso, una pizarra donde pintar con tizas de colores o blancas. Ideal para ponerla en la zona de juego de los niños.

4. Decorar con restos de lata. Tal y como escuchas, puedes realizar preciosas composiciones. Primero recorta la lata en trozos. Después pega estos trozos en toda o parte de la superficie. El resultado final será una especie de mosaico. Queda genial. Si quieres cubrir las juntas, puedes hacerlo con masilla o mejor con escayola. Luego limpia con un trapo húmedo los restos de lata y verás cómo relucen los colores.

5. Añade stickers. Se pusieron muy de moda y hay tiendas que te hacen el diseño que tu quieras. Es una estupenda idea, puedes pegarlo en la superficie. Además es una idea estupenda por si te cansas algún día, solo tienes que retirarlo con un poco de calor y quedará perfecta la mesa.

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Cuáles más podrías aportar?

Dejar respuesta