Aprende a elegir cuadros decorativos para tu casa

Hoy en día los cuadros decorativos están al alcance de cualquier presupuesto. Con muy poca inversión realmente pueden hacer toda la diferencia en la energía y personalidad de un espacio. Hoy te explicamos cómo elegir los tuyos.

Antes de comprar cuadros decorativos para tu nuevo hogar, considera que primero debes:

  • Elegir el color de las paredes.
  • Seleccionar el estilo y disposición del mobiliario.
  • Ubicar en qué paredes vas a poner tus cuadros.

De esta manera te aseguras de que todo combine tal y como en un proyecto de interiorismo profesional. Asimismo, es preciso destacar que no tienes que gastar una fortuna para renovar completamente tu hogar, sino que hay opciones muy económicas, como los cuadros decorativos en Coppel.

¿Cómo elegir cuadros decorativos?

1.- Lo primero que debes evitar es hacer una compra por impulso sólo porque el cuadro te gustó en una tienda. Es muy importante que antes de hacer el gasto, te asegures de que realmente va a verse bien en tu casa.

2.- Una manera muy sencilla de lograrlo es tomarles una foto con el celular o buscarlos en línea, si es que la tienda tiene la opción, y ya en casa “sobreponer” la imagen en el sitio en donde los queremos colgar. Te recomendamos que pruebes con varios diseños.

cuadros decorativos 2

3.- Si los muebles o los textiles de tu espacio son oscuros y las paredes claras, prueba con cuadros a tono con los muebles.

Por el contrario, si los muebles son claros y las paredes también, prueba con cuadros en colores de contraste más brillantes.

Si tanto los muebles como las paredes son de tonos oscuros o coloridos, busca cuadros en tonos neutros y claros.

4.- Una regla muy similar ocurre con el diseño. Mientras más minimalista sea la decoración, más elementos puede tener el cuadro. Si lo que quieres es equilibrar una habitación que ya tiene muchos elementos decorativos, prueba con cuadros de líneas minimalistas.

Algunos tips básicos de interiorismo con cuadros que debes tomar en cuenta son:

  • Los cuadros deben de crear un contraste armónico con los colores de la pared y con los muebles. Tomando protagonismo visual, pero sin desentonar con lo demás.
  • Fíjate que los materiales del marco combinen con los materiales del mobiliario. Por ejemplo, que sean de un tono de madera muy similar.
  • Los cuadros deben ser entre 20% y 40% menos anchos que el mueble que tienen abajo, ya sea un sofá, la cama o una mesa. Nunca deben ser de menos de la mitad.

¿Dónde colocar cuadros decorativos?

Un error muy común es comprar cuadros decorativos primero y luego ver en qué pared hay espacio suficiente para ponerlos. Así, frecuentemente vemos piezas muy estéticas que pierden por completo el efecto que deberían tener porque no están en el sitio adecuado.

Los mejores lugares para colgar un cuadro decorativo o varios son:

  • La pared que está directamente enfrente de la puerta principal, porque así será lo primero que veamos al entrar a nuestro hogar.
  • La pared más amplia de la sala, en la que no hay ventanas. De preferencia encima del sofá más grande.
  • La pared detrás del comedor.
  • Sobre la cabecera de la cama.
  • En la pared del baño que está frente al espejo del lavabo.
  • En los pasillos. En estos casos, siempre es recomendable colgar cuadros grandes y ponerles iluminación directa, especialmente si no hay ventanas cerca.

Recuerda que los cuadros con alimentos, como cerezas o manzanas, deben reservarse para el comedor o la cocina. Los motivos marítimos van mejor en el baño, y los cuadros abstractos hacen más juego con la recámara o el estudio. Los paisajes y las flores son perfectos para la sala.

cuadros decorativos 3

Tips para colgar tus cuadros decorativos

  • Una pequeña lámpara de piso o pared que ilumine directamente el cuadro lo hace resaltar y te permite crear ambientes más suaves.
  • Todos los cuadros deben tener al menos veinte centímetros de separación con el techo, las esquinas o los muebles. Si vas a colgar varios cuadros a juego, deben estar separados por al menos diez centímetros entre ellos.
  • El eje horizontal del cuadro debe quedar justamente a la altura de la vista.
  • No pongas cuadros anchos en paredes angostas. Si vas a colocar cuadros angostos en paredes anchas, procura que visualmente formen un solo conjunto más ancho.
Ir arriba