¿Por qué animarse a comprar una freidora?

A medida que la tecnología va avanzando, cada vez son más los electrodomésticos que consideramos necesarios para tener en nuestra cocina. Dependerá de los usos y gustos de cada uno elegir uno sobre otro. El caso de las freidoras puede ser más que útil para quienes aman las frituras.

Tipos de freidoras

Al momento de comprar freidoras, es importante tener en cuenta que existen distintos tipos y, dependiendo del uso que cada uno le dé, optarán por un modelo u otro. Veamos en detalle.

Freidoras eléctricas de aceite

Las freidoras domésticas son más que fáciles de usar, sólo deberás colocar el aceite y elegir la temperatura que necesites.

Su principal ventaja es que es más segura que utilizar la sartén con aceite caliente, dado que puede producir quemaduras cuando toma mucha temperatura.

Asimismo, los alimentos cocinados en estos electrodomésticos absorben menos aceite, por lo que las comidas no son tan pesadas como aquellas freídas en sartén.

Otro punto a favor para este electrodoméstico es que permite cocinar mayor cantidad de alimento en el mismo momento. Gracias a ello la comida está lista más rápido y evitas que se enfríe.

comprar una freidora 2

Freidoras de aire

Esta es una opción relativamente nueva y que está siendo cada vez más popular.

Es elegida por aquellos amantes de las frituras pero que prefieren comer alimentos más saludables. Con esta se puede lograr una “falsa fritura”, dado que no se requiere aceite gracias al calentamiento del aire.

Recomendaciones para comprar una freidora

Si te decidiste por la freidora de aire, te detallamos algunas recomendaciones para realizar tu compra:

  • Como en todos los electrodomésticos, hay una amplia variedad de precios entre uno de primera marca a una alternativa.

El consejo es inclinarse por marcas confiables para asegurarte que utilizan materia prima de calidad y tendrán respuesta ante cualquier inconveniente. Optar por una u otra dependerá enteramente del presupuesto con el que cuentes.

  • Antes de comprar es importante verificar que el tamaño sea el adecuado para tu cocina y después no sea un estorbo o un elemento que nos ocasione molestias en el día a día. La idea de incorporar nuevos electrodomésticos es facilitarnos la rutina, no complejizarla.
comprar una freidora 3
  • La capacidad también va a depender de la cantidad de personas que usualmente comen en el hogar, para que no sea ni muy grande ni pequeña. Una familia con niños necesitará al menos 4 litros, mientras que una pareja o alguien soltero tendrá más que suficiente con 2 litros.
  • El diseño puede parecer algo subjetivo, pero más allá del color y si la forma te gusta, tienes que pensar si va a ser práctica para el uso que le vas a dar. Hay distintos modelos: con pantalla digital, con sistema de mandos, paleta removedora automática o completamente opacas.
  • Además de elegir si prefieres el diseño frontal de cajón o de apertura superior, es importante que tengas en consideración si son prácticas de desarmar y de limpiar. También es útil saber si son aptas para lavavajillas.
  • Si bien hay modelos de plástico muy llamativos y económicos, no son la mejor opción: es preferible que sean de acero inoxidable y materiales antiadherentes.
  • Revisa cuál es la potencia para saber su velocidad y efectividad de cocinado, aunque esto también sube el costo. La eficiencia energética es un aspecto más a valorar, pues si una freidora es potente necesitará menos tiempo para cocinar.

En cuanto a las freidoras de aire, ten cuidado con aquellas que son multifunción. Si únicamente buscas realizar frituras “sanas”, no es necesario que adquieras un producto con muchas más funciones, salvo que no cuentes con otros electrodomésticos como horno o microondas en donde la freidora de aire puede ser una gran suplente.

Ahora que ya sabes todo sobre las freidoras, ¡estás listo para escoger la adecuada para ti! Sitios como Paris te brindarán una amplia variedad de ellas para facilitarte la tarea.

Ir arriba