En los últimos años, el estilo nórdico se ha convertido en una tendencia decorativa que ha influido, muy poderosamente, en el mundo del diseño y la decoración de interiores. Su sencillez ha hecho que todo el mundo se sientan atraídos por este estilo, y todo ello a pesar de que se trata de una decoración que están influenciada por las necesidades del clima y la ubicación geográfica de los países nórdicos. Por este motivo, no es de extrañar que se busquen interiores muy luminosos, textiles cálidos para hacer frente a las bajas temperaturas y espacios donde conseguir el mayor confort.

Si a ti también te gusta el estilo nórdico, sigue leyendo porque hoy compartimos con vosotros algunas ideas para decorar vuestro salón.

Apostar por la sencillez

Una de las cosas más importante a la hora de apostar por una decoración sueca, es la sencillez. Aquí se aplica el principio de «menos es más«, por lo que es importante olvidarse de crear espacios recargados. El objetivo final es crear un espacio armónico utilizando piezas que siguen un mismo patrón.

Esta sencillez también hay que llevarla a las paredes, aunque no quiere decir que deban estar «desnudas». Siempre se puede colocar algunos cuadros o bien fotomurales exclusivos para crear una espacio único, pero siempre enmarcado dentro de la sencillez.

Uso de blancos y tonos claros

En el caso de los colores, el blanco y las tonalidades neutras, son las que marcan la tendencia dentro de este estilo. Esto es debido a que son colores que permiten crear espacios más luminosos. En el caso de querer romper con esa monotonía de colores, siempre se puede utilizar algún elemento en colores oscuros como puede ser el negro.

Apostar por la madera

Ya hemos hablado de que este estilo decorativo busca crear espacios más confortables y cálidos. Para ello, la madera juega un papel fundamental, tanto en el suelo como en los diferentes muebles utilizados en su decoración. En el caso de no ser posible, una alternativa es utilizar alfombras vinílicas originales de madera para crear esa sensación.

Espacios despejados

Otra de las claves a la hora de decorar siguiendo un estilo nórdico, es crear ambientes despejados. Con esto lo que se consigue es crear una sensación de mayor amplitud, además de crear espacios más ordenados. Para ello, hay que decantarse por utilizar muebles que no sean demasiado grandes y que puedan cortar el paso de la luz. A la hora de su colocación, evitar ponerlos en zonas de paso.

Muebles sencillos y con patas vistas

La sencillez también debe estar presente en los muebles. Aquí, las líneas rectas y funcionales son las más adecuadas para aprovechar al máximo el espacio. También es recomendable que los muebles cuenten con patas vistas. No decimos que levanten demasiado, pero sí unos pocos centímetros.

No olvidarse de la naturaleza

Por último, no debemos olvidarnos de utilizar plantas naturales en la decoración. Las plantas se encargarán de dar un toque de color a la decoración, además de frescura. Tampoco debes abusar de ellas, para no recargar mucho la zona. Hay muchas plantas de interior que son perfectas para utilizar. Solo es necesario encontrar la que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Además de estas ideas que hemos compartido con todos vosotros, ¿qué otras se os ocurren que son perfectas para decorar vuestro salón siguiendo la tendencia nórdica? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!