Decorar la casa con plantas de interior es una tendencia al alza, ya que nos aportan muchos beneficios. Dan vida a la decoración, purifican el aire y nos permiten estar en contacto con la naturaleza. A continuación te desvelamos las plantas que no necesitan luz natural para crecer y desarrollarse.

Plantas de interior tropicales


Fuente: pinterest

Las plantas que no necesitan luz natural suelen provenir de países tropicales donde hay mucha humedad y grandes árboles que no dejan llegar la luz solar. Podrás encontrar plantas tropicales que no necesitan iluminación natural para crecer y desarrollarse. Te mostramos una selección de plantas de interior como dracena limón, bromelias, poto, helecho… Podrás colocarlas en sitios con poca luz.

Dracena Limón

Fuente: pinterest

Es una de las plantas de interior más resistente, sencilla de mantener, colorida y longeva, además es adecuada para colocar en pasillos y zonas de paso. Se caracteriza por las líneas amarillas de sus hojas. Es como un pequeño árbol y puede alcanzar cierta altura.

No es amiga del exceso de agua, pero tampoco pasar sed. No es conveniente pasarse con el riego porque puede provocar que las raíces se pudran. El sustrato tiene que ser ligeramente ácido, para que pueda crecer en buenas condiciones. En invierno se reduce el riego cada 15 días.

Bromelia


Fuente: yuga

Planta tropical típica de las regiones cálidas de América del sur. Son plantas de interior muy vistosas que cuentan con una flor única de colores muy vivos. Existen numerosas variedades de bromelias.

Obtiene la mayoría de los nutriente del agua y no de sus raíces, por eso ha desarrollado la forma de copa que le permite almacenar el agua en el centro, a la vez que se alimenta. Puedes colocarlas donde quieras, pero tienes que evitar que reciban los rayos del sol directamente.

Espatifilo o Flor de paz

Fuente: facebook

Forma pare de la familia de planta Aráceas, es uno de las plantas de interior que destaca por sus atractivas flores blancas y por sus hojas verdes. Es originaria de América tropical, México, Malasia…

Se adapta a interiores con poca luz y no tolera la incidencia directa de la luz de sol. Hay que evita las corrientes de aire frío, los cambios bruscos de temperatura. Su temperatura ideal es de 21 a 21 grados.

Hay que mantenerla siempre húmeda debajo de la maceta. No es recordable mojar las flores. Hay que regarlas cada 2 veces por semana y abonarla cada 20 días.

Poto


Fuente: dreamstime

Es una planta trepadora de los bosques tropicales que destaca por sus hojas verdes con dibujos en color crema. Son plantas de interior muy resistentes, que no necesitan muchos cuidados, pueden adaptarse a cualquier sitio, ya que no necesita la luz directa del sol.

Los riegos deben ser moderados ya que un exceso de agua provoca el amarillamiento de las hojas y su posterior caída. Necesita un ambiente húmedo por lo que puede pulverizar sus hojas con frecuencia. Es perfecta como planta colgante debida a su vistosidad.

Sansevieria


Fuente: pinterest

Es una de las plantas de interior más resistentes, cuenta con una belleza singular que la convierten en la las compañera perfecta para cualquier ambiente decorativo. Es oriunda de Sudáfrica, también denominada lengua de tigre por sus hojas afiladas. Dentro de su familia botánica presentan una gran variedad de formas. Una de las características de esta planta es que puede vivir en ambientes poco luminosos. Es de crecimiento lento, solo crea 3 y 4 hojas al año

Pertenece a la familia de las crasas por lo tanto comparte los mismos cuidados, el riego abundante no es una sus necesidades con uno de forma puntual será suficiente. Es importante que la maceta cuente con un buen drenaje que permita evacuar el agua que le sobra.

Dieffenbachia o Caña muda


Fuente: hogarmania

Es una de las plantas de interior más exóticas, decorativas y sencilla de cultivar. La gran variedad de dibujos de sus hojas la convierten en una planta muy popular. Esta planta tiene una savia venenosa que si alguna persona la come puede sufrir una inflamación en la garganta y en la boca. Por eso hay que tener cuidado con los niños pequeños y las mascotas. Se desarrolla muy bien en ambientes con poca luz.

Helecho culantrillo


Fuente: pinterest

Esta planta es originaria de las zonas tropicales de América de Sur, no solo aporta belleza y frescura, sino que además purifica el aire. Puedes colocarla en cualquier lugar húmedo y con luz indirecta y suave. La cocina y el baño suelen ser las estancias ideales. Riego 1 o 2 veces por semana y hay que procurar que la tierra se mantenga húmeda.

Hay que evitar colocarla en lugares excesivamente calurosos, secos o con luz directa. Mantenla alejada de radiadores y fuentes de calor. Entre sus beneficios destacan que es un eficaz regulador de la humedad ambiental, ayuda a neutralizar la electricidad estática de los aparatos electrónicos. Además purifica el ambiente al absorber sustancias tóxicas.

¿Qué te ha parecido esta guía de plantas de interior que no necesitan luz natural? Todas son resistentes, aportan gran belleza y son sencillas de cultivar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here