¿Cómo quitar la humedad en una planta baja?

Las plantas bajas y pisos bajos suelen ser lugares cerrados y poco ventilados, lo que quiere decir que son perfectos para que aparezca la humedad. A esto se suma el hecho de que en estos espacios las filtraciones por capilaridad están a la orden del día, lo que da como resultado un tipo de humedad que incluso, puede poner en riesgo la estabilidad de la estructura física de los bajos y de toda la casa.

Si actualmente estás pasando por un problema de humedad en la planta baja de tu edificación, hoy te decimos cómo quitar la humedad en bajos y otros espacios de tu hogar.

Encuentra el origen de la humedad

La humedad en tus pisos bajos puede aparecer por diversas razones, por este motivo es necesario identificar su origen para así poder combatirla correctamente y evitar su reaparición. En este sentido, los diferentes tipos de humedad más comunes en bajos son los siguientes:

  • Por falta de ventilación: las corrientes de aire no circulan correctamente en el interior del espacio causando un choque de temperaturas que a su vez, genera humedad.
  • Por capilaridad: el agua se filtra desde el suelo hasta las paredes, alcanzando grandes alturas.
  • Por condensación: el vapor de agua que se forma en el interior de las plantas bajas no sale al exterior y al bajar las temperaturas del ambiente suele depositarse en paredes y rincones, causando humedad.
  • Por filtraciones y botes de agua: provenientes de tuberías o desagües instalados en la parte interna de muros y paredes.

Instala un sistema antihumedad por capilaridad

La humedad por capilaridad es una de las más comunes en pisos y plantas bajas, así como también de las más peligrosas, ya que es capaz de debilitar la estructura física causando el deterioro de la misma. Además, este tipo de humedad puede provocar enfermedades pulmonares y alergias.

La mejor manera de eliminar humedades en bajos de este tipo es instalando un sistema antihumedad como el HS-221 de Humitat-Stop. Este sistema consiste en un aparato que rechaza electrónicamente las moléculas de agua hacia el subsuelo, para evitar que suban a las paredes, es decir, ayuda a contrarrestar los efectos de la capilaridad.

Los resultados de este sistema pueden notarse entre el cuarto y el décimo mes de uso, todo dependerá del material y condiciones de las paredes que se quieran secar. Lo mejor es que se trata de un sistema antihumedad para bajos seguro que no requiere de obras para su instalación.

Limpia y sella

Ubica cada una de las zonas que tienen claras señales de humedad. Estas son muy fáciles de identificar porque suelen ser grandes manchas, con textura mohosa y olor poco agradable. Procede a limpiar muy bien dichas manchas con una solución jabonosa.

También debes identificar grietas y posibles fugas de agua que estén provocando la humedad, para posteriormente sellarlas y así eliminar una de las fuentes que originan este molesto y peligroso problema.

Instala aislamiento térmico

Una vez que se ha logrado eliminar la humedad de las paredes de tus pisos bajos con cualquiera de los métodos que te hemos mencionado, lo mejor que puedes hacer es instalar un buen aislamiento térmico, ya que este se encargará de regular las temperaturas externas e internas, evitando problemas como la condensación y otros causantes de la humedad.

Ir arriba