Muchas veces, por ahorrarnos un dinero, compramos herramientas que no tienen la calidad suficiente como para desempeñar el trabajo para el que fueron diseñadas. Al final, las terminamos desechando puesto que se terminan rompiendo o simplemente, nos da pereza utilizarlas porque cuesta utilizarlas. Y es que escoger herramientas de calidad es vital si queremos llevar a cabo de una manera eficiente y sin agobios. A continuación te explicamos qué tener en cuenta a la hora de comprar herramientas.

Experiencia

No soy muy partidario de recomendar marcas, pero si algo he de decir de ellas es que cuentan con experiencia en el sector, y eso es un gran handicap. Por eso, sobre todo en el tema de herramientas, personalmente me decanto siempre por utensilios que provengan de una marca de renombre, como por ejemplo, Makita. En este periodo de pandemia que estamos atravesando en estos momentos es difícil adquirir estos productos en tiendas físicas, pero puedes hacer con productos Makita online sin ningún problema.

Adquirir utensilios de marcas que ya tengan experiencia y un gran bagaje en la creación de herramientas es lo ideal, ya que sus productos estarán mejor testeados y habrán depurado sus diseños hasta hacerlos lo más eficientes posible.

herramientas de calidad

Seguridad

Seguro que alguna vez te ha pasado esto. Intentas introducir un tornillo en un taco mediante un destornillador de mala calidad y, debido a la fuerza de empuje, lo que es la parte metálica del destornillador se sale por la parte inferior del mango, haciendo que se te clave un poco en la palma de la mano. Esto a priori puede parecer una nimiedad y algo que nos ha ocurrido casi a todos pero, al margen de lo peligroso que es que un destornillador te pueda atravesar la mano, imaginemos algo similar con herramientas más peligrosas, como una sierra de calar, una motosierra, un taladro…

La seguridad es algo que tenemos que mirar siempre a la hora de hacernos con una herramienta sí o sí. Sobre todo si eres un usuario poco experimentado en estas labores. Opta siempre por herramientas seguras sin importar su precio. Tu salud te lo agradecerá.

Rendimiento

Otro aspecto en el que fijarse a la hora de comprar herramientas de calidad es su rendimiento. Escoge siempre herramientas que te faciliten el trabajo lo máximo posible. Un utensilio que cuente con un buen número de funciones te hará ser mucho más productivo ya que te reducirá el tiempo de trabajo. Fíjate hasta en el detalle más pequeño, todo ello te hará trabajar a una velocidad mucho mayor.

Coste

¿Qué vale más? ¿Siete destornilladores malos que no duran ni un mes, o uno bueno que dura para toda la vida? En el caso de las herramientas, debes fijarte más en la calidad-precio, que en el coste real. Analiza el material del que está hecha la herramienta, sus funciones, sus calidades, su vida útil… Y en base a eso, decide.

Como se suele decir coloquialmente, para comprar herramientas no es bueno eso de «mirar el duro«. Apuesta por calidad y nunca quedarás defraudado…